Nostalgia TV: ¿Te acordás de Dharma y Greg?

Dharma & Greg fue una comedia romántica estadounidense estrenada el 24 de septiembre de 1997 y transmitida hasta el 30 de abril de 2002 por la Cadena ABC.

Protagonizada por Jenna Elfman y Thomas Gibson como Dharma y Greg Montgomery, cuenta la desopilante convivencia de una pareja que se casó en su primera cita a pesar de ser completamente opuestos.

ARGUMENTO:

Una instructora de Yoga llamada Dharma, y un apuesto y conservador abogado llamado Greg se casan inmediatamente después de su primera cita a pesar de ser completamente opuestos. Durante todos los capítulos, estos adorables personajes pelearán por disuadir al otro en sus puntos de vista, lo que llevará a la relación a desopilantes situaciones.

Con el correr de la historia conocemos la vida de ambos: Greg nació y fue criado como un Republicano conservador en una familia adinerada. Estudió en Harvard como pre-abogado y luego en Stanford como abogado. Una vez graduado, comienza a trabajar en la Fiscalía Federal norteamericana como uno de sus fiscales estrellas de San Francisco.

Él conoce a Dharma, un espíritu libre y descontracturado, hija de padres hippies. A pesar de las diferencias, todo funciona perfecto hasta que las familias de ambos (también completamente diferentes) ingresan en escena.

Durante sus tres primeras temporadas de emisión en Estados Unidos fue todo un éxito. Quedaba entre las más vistas del año. El éxito de audiencia de sus primeros años se tradujo en numerosas nominaciones a los Emmy y los Globos de Oro entre otros premios. Jenna Elfman finalmente se llevaría el Globo a mejor actriz de comedia en 1999. Thomas Gibson (ahora reconocido por su papel en ‘Mentes Criminales’) también fue nominado en alguna ocasión.

‘Dharma y Greg’ siempre terminaba dejando en el espectador esa sensación de moralina de una propuesta que plantea el triunfo del amor por encima de las drásticas diferencias, pero nunca se sentía forzada y el humor formaba gran parte de ello.

Como cabe esperar de una sitcom como esta -tantos años después los códigos han cambiado poco en ese aspecto- los dos polos estaban exagerados hasta el ridículo. Esto funcionaba perfectamente para la comedia mientras que el matrimonio protagonista y su complicidad a pesar de las diferencias servían para equilibrar. En síntesis: un hermoso show.

Aquí te dejamos una lista de capítulos para que disfrutes recordando a esa inolvidable pareja;

Facebooktwitterredditpinterestmail

Deja un comentario