¿Por qué nos gusta escuchar música triste?

Si escuchas música habitualmente te habrás dado cuenta de que puede afectar a tu estado de ánimo: las canciones alegres nos ponen de buen humor, mientras que las tristes nos afligen. Un equipo de científicos finlandeses y británicos ha querido ahondar un poco más en este último caso para conocer las causas por las que elegimos temas melancólicos y qué reacciones nos producen.

En su estudio, publicado en “PLOS ONE”, indican que hay variedad: mientras que algunos de los participantes en su investigación odiaban la música triste o la evitaban, otros la apreciaban por las emociones y recuerdos que les provocaban.

Así, han comprobado que la mayoría de las personas que recurren a la música triste disfrutan la experiencia, bien porque les gusta la melodía o bien porque las vivencias que les trae a la cabeza son agradables. Esto no significa que les haga sentir alegres, sino que experimentaban una “tristeza disfrutable”, como denominan los científicos a la sensación.

Sin embargo, el dolor que aseguraban sentir otras personas al escuchar las canciones melancólicas se debía a su asociación con malos recuerdos, como la pérdida de un ser querido o el fin de una relación sentimental. Los autores sugieren que las diferentes reacciones están vinculadas a mecanismos psicológicos y procesos neuronales.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmail

Deja un comentario