El peor enemigo de la productividad laboral

Cuando los empleados no sienten ningún desafío en su tarea diaria, la productividad decae. Así lo asegura al menos el investigador Siegfried Lehrl, presidente de la Asociación de Entrenamiento Cerebral.

Lehrl comenta que los asistentes de 25 años que ya aprendieron todo lo que aplican en su trabajo decaen rápidamente. Otro estudio evaluó qué sucede con pacientes que están internados para ser observados, y el resultado también fue que la inteligencia decrecía: después de una semana, el coeficiente caía 5 puntos y después de tres semanas, 20.

“La rutina es el enemigo del desarrollo intelectual”, asegura Lehrl, que sostiene que es muy importante que todos entrenen permanentemente el cerebro.

Según el especialista, todos deberíamos hacer ejercicios diarios, del mismo modo en que se hacen ejercicios físicos. Una tarea podría ser tomar el periódico por la mañana y marcar todas las palabras que contengan la combinación “er”.

Otro ejercicio es pensar palabras bien sencillas e intentar invertirlas mentalmente. Al principio los vocablos no deberían tener más de cinco letras. “Azul”, por ejemplo. De ese modo, se entrena la capacidad de almacenamiento del cerebro y el procesamiento de unidades que se retienen en simultáneo.

Lehrl advierte que no sólo hay que entrenar lo intelectual, y asegura que es bueno mantener bajo control el consumo de azúcares y grasas y moverse. Según el experto, el movimiento también ayuda a pensar.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmail

Deja un comentario