¿Qué dicen los filtros de Instagram sobre vos?

Un estudio llevado a cabo por las universidades de Vermont y Harvard, en el que se han analizado un total de 45.000 fotografías publicadas en Instagram, revela que es posible detectar un proceso de depresión atendiendo al tono, el brillo o la saturación utilizada por el usuario de esta red social.

Para publicar este estudio, los investigadores han recurrido a cerca de 500 personas que, mediante unos formularios y distintas pruebas, han determinado si sufrían algún tipo de depresión o ansiedad.

Una vez realizada esta primera prueba, el estudio escogió a 166 individuos y seleccionaron un total de cien fotografías sin tomar en consideración si los usuarios habían sido diagnosticados con depresión o no. A continuación seleccionaron cien nuevas fotografías de personas sanas para extender los siguientes resultados.

El color en una fotografía es clave para determinar el estado de ánimo. Así lo ha demostrado este estudio que ha revelado que el filtro Valencia, que aclara las fotos y ofrece unos colores más vivos, es el más popular entre los participantes que no se mostraban deprimidos.

Siguiendo sus pasos se encuentran otros filtros como el X-Pro II, el Hefe, y el Rise. También existen varios filtros de carácter neutro. Moon, Vesper y Ginza son algunos de ellos.

La ausencia de color es un claro indicativo para hallar posibles problemas psicológicos. El estudio llevado a cabo por las universidades de Harvard y Vermont ha determinado que el filtro ‘Inkwell’ fue el más utilizado por los participantes en el estudio que se mostraban deprimidos. Este filtro se repetía en cerca de un 70 por ciento de los patrones depresivos.

Entre los filtros relacionados con la tristeza se encuentran, además del Inkwell, otros como el Crema, Willow o Reyes.

Por lo tanto, los filtros llenos de color están relacionados con la alegría mientras que las opciones en blanco y negro podrían ser indicadores de problemas psicológicos.

Facebooktwitterredditpinterestmail

Deja un comentario