Diseñan un candado ¡que hace vomitar a ladrones de bicicletas!

A la hora de combatir a la delincuencia no hay límites en la creatividad, como demuestra el diseño de SKUNKLOCK, un candado de acero y carbono que ¡hace vomitar a los ladrones de bicicletas!

Y es que el candado expulsa un compuesto químico cuando intentan romperlo, por lo que puede provocar náuseas y vómito si alguien intenta robar el vehículo.

De acuerdo con issuespost, el olor que se desprende cuando se corta un 30% de su estructura es muy parecido al que expulsan los zorrillos cuando se sienten atacados.

Es en San Francisco, Estados Unidos, de donde son sus inventores, Daniel Idzkowski y Yves Perrenoud, a quienes se les ocurrió crear este candado porque de que ellos y sus amigos han sido víctimas, en varias ocasiones, del robo de sus bicicletas.

Así funciona:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmail

Deja un comentario