Cómo perder definitivamente esos kilos de más

Seamos claros. No existe una receta milagrosa para lograr el peso deseado. Nada cambiará tu cuerpo de la noche a la mañana. Pero perder peso está al alcance de tus manos. Sólo requiere un poco más de tiempo y disciplina de la que te gustaría. Sin embargo, quienes pierden peso lentamente lo hacen de modo más saludable y duradero. Estos son algunos consejos a tener en cuenta para deshacerte de esos kilos de más definitivamente:

1. Empezar de a poco: Probablemente alguna vez has probado modificar todos tus hábitos a la vez, pero el resultado fue que a los pocos días te sentiste agotada y disconforme con los resultados, de modo que abandonaste tu nueva rutina. El secreto es comprometerse con tu cuerpo a largo plazo y comenzar por metas pequeñas. Hacer un cambio positivo cada semana, en lugar de abrumarte con un montón de cambios a la vez.

2. Averiguá lo que te motiva: Escuchá a tu cuerpo y fijate cuáles son los deportes y los alimentos que realmente te motivan. Tené en cuenta que no a todas las personas les gustan las mismas actividades. Probá cosas nuevas, incorporá a tus amigos a tus rutinas de ejercicios o salí a correr sola con una buena lista de canciones. Se trata de lograr a largo plazo todo un nuevo estilo de vida saludable, de modo que lo ideal será pensar a tu cuerpo como una herramienta y darle la energía y las rutinas que necesita.

3. No te enfoques en las privaciones: Tomá cada uno de los sacrificios en tu rutina de ejercicios y de alimentación saludable como un pequeño triunfo más que como una privación. Celebrá el hecho de que estás cultivando una vida más saludable, más feliz y con más energía.

4. Sé consistente: Cuando se tienen un horario de comidas regular y la heladera llena de productos frescos y saludables, es una manera de rodearte de condiciones que apoyen tus objetivos de lograr un cambio a largo plazo. Incluí a tu familia en tu menú saludable y evitá los excesos. Al principio puede resultar difícil, pero con el paso de las semanas, estos nuevos hábitos serán completamente naturales para vos.

5. Encontrá alimentos saludables que te gusten: Una alimentación sana no tiene por qué ser aburrida o insulsa. Hoy en día tenés a tu disposición miles de alimentos y recetas realmente deliciosos. Aprendé a disfrutar del sabor de los alimentos sin incorporar tanta sal o azúcar. Al principio te costará un poco acostumbrarte. Pero antes de lo que pensás, los antojos se irán disipando y a tu cuerpo le resultarán mucho más apetecibles los alimentos naturales.

6. Buscá el ejercicio adecuado: Realizar ejercicio no tiene por qué sentirse como una tortura o como una obligación más en el día. Hoy tenés miles de actividades a tu disposición. No tengas miedo de probar todas hasta encontrar la que te haga feliz y te desafíe día a día.

7. Date un gusto: Incorporar algún gustito de vez en cuando no es malo. De hecho, disfrutar de un trozo de chocolate o permitirte alguna hamburguesa de vez en cuando, forma parte de cualquier plan de pérdida de peso sostenible. Cuando lo hagas, ajustá tu dieta al día siguiente o tu rutina de ejercicios y listo.

8. Sé compasivo con vos mismo: A veces caemos en la tentación y nos pasamos de la raya con alimentos que no son para nada sanos. Cuando te ocurra, no seas severo con vos mismo. Disfrutalo y seguí adelante con tu rutina saludable.

9. Proponete nuevas metas: Al ir progresando en tu aventura de perder peso, tus metas también tienen que progresar. Ajustá tu rutina de ejercicios para hacerla más desafiante o probá esa actividad que jamás pensaste que lograrías hacer.

10. Visualizá: Cada uno de los días de tu nueva vida sana, imaginá cómo querer ser. Eso te ayudará para inspirarte y acercarte cada día más al cuerpo y a la vida saludable que soñás.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmail

Deja un comentario