Los beneficios de convivir con un perro durante el embarazo

Compartir nuestro hogar con estos animales nos obliga a pasear más a menudo, algo que también nos beneficia durante el período de gestación. “Ayudan a realizar los 150 minutos de actividad física semanal que de media se recomienda durante el embarazo”, explica la doctora Carri Westgarth, participante del estudio. “Aunque ya se había demostrado que tener perro aumenta la actividad física en los adultos en general, este es el primer estudio que valora esta relación en las embarazadas”, añade.

Dicho estudio se llevó a cabo analizando a un total de 11.000 embarazadas, de las cuales las que tenían un perro como mascota mostraban un 50% más de probabilidades de practicar la cantidad de ejercicio recomendada en este estado, unos 30 minutos al día. Además, el análisis determinaba que las dueñas de razas grandes caminan a paso más ligero que las que pasean a perros pequeños.

El paseo no es el único factor asociado a estas mascotas que beneficia a las mujeres embarazadas. Los momentos de felicidad que vivimos a su lado nos ayudan a liberar endorfinas, acelerando nuestro metabolismo y creando una serie de reacciones químicas beneficiosas para el organismo. Además, favorecen un buen estado mental que influye positivamente en el desarrollo del bebé.

Facebooktwitterredditpinterestmail

Deja un comentario