“El besito de la muerte”: el extraño caso de los lamidos de perros

En lo que representó un extraño caso de amor a una mascota con consecuencias terribles, una mujer británica casi muere debido a que su perro la lamió en la cara.

Lo poco que faltó se detalla en un reportaje llamado “La lamedura de la muerte”, publicado la semana pasada en el diario médico en internet BMJ Case Reports.

Un pariente de la mujer, quien vive sola, se preocupó cuando ésta comenzó a pronunciar mal al hablar por teléfono, y después dejó de responder, de acuerdo a un reportaje con The Daily Mail.

Los paramédicos la encontraron desplomada semiconsciente en una silla. En el hospital, ella pareció mejorar. Pero cuatro días después, se mostró confusa, tuvo un dolor de cabeza, diarrea y fiebre alta, y sus riñones comenzaron a cerrarse.

Exámenes de sangre revelaron que ella tenía una septicemia, o envenenamiento de la sangre, que causaba fallos en sus órganos. Más análisis determinaron la causa: la bacteria Capnocytophaga canimorsus, que se encuentra de forma común en las bocas de los perros y los gatos.

Eso desconcertó a los médicos.

Estos ven a veces esa clase de infección en personas que han sido mordidas por perros, pero la mujer no tenía mordidas, marcas de arañazos o la piel quebrada.

Qué tenía: un afectuoso galgo italiano.

“Este es un caso interesante, porque no se estableció un arañazo o una mordida, aunque se informó de cercanías con una mascota, incluyendo lamidas”, escribieron en el reporte del caso médicos del Departamento de Medicina para la Tercera Edad en los Hospitales de la Universidad College de Londres.

Los autores desean alertar a las personas que una lamida de un perro —no sólo las mordidas— puede transmitir bacterias dañinas.

“Este es un organismo que se lleva en la boca de los perros y puede causar una infección de septicemia muy mala”, Bruce Garber, jefe de enfermedades infecciosas en el Hospital de la Universidad de North Shore y el Centro Médico Judío de Long Island en New Hyde Park, Nueva York, dijo a CBS News.

“Pero generalmente ocurre a personas que están inmuno-comprometidas y por lo general, viene después de la mordida de un perro. Pero esto es inusual, porque fue una lamida”, dijo Garber. “Probablemente he visto dos casos en 30 años de trabajar en enfermedades infecciosas”.

Es un viejo debate si los dueños de perros deben permitir que sus mascotas le laman sus caras.

Algunas personas creen en el mito de que la boca de un perro está más limpia que la de un humano, incluso cuando ambas contienen bacterias.

Estudios han revelado patógenos dañinos en las bocas de los perros.

Un estudio del 2015 en la publicación científica Plos One encontró que las transferencias de boca a boca de las bacterias de los perros a los dueños pueden causar gingivitis y enfermedades periodontales, de acuerdo con Discovery News.

Si usted tiene una cortada en su boca, o sus encías sangran por una gingivitis, las bacterias de un perro pueden entrar en la herida abierta y difundir la infección a otras partes del cuerpo.

Pero lo que sucedió a la dueña del perro en Inglaterra es raro, enfatizaron los médicos.

“Lo último que se desea hacer es alarmar a las personas de que se infectarán si son lamidas o besadas por un perro”, dijo Farber a CBS.

Agregó que, sin embargo, esos perros no deben los recién nacidos, porque sus sistemas inmunes no son lo suficientemente fuerte para luchar contra ese tipo de infección”.

“Después de dos o tres meses, entonces todo está bien”, añadió,

La mujer inglesa de la tercera edad se recuperó por completo después de un mes en el hospital, dos semanas del cual las pasó en cuidados intensivos.

Fuente: LISA GUTIERREZ – El Nuevo Herald

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmail

Deja un comentario