Tus hobbies pueden salvarte la vida

¿Hace tiempo que tenés ganas de aprender a tocar la guitarra? ¿Querés ingresar a un curso de idiomas o de fotografía? ¿Te gusta leer pero no tenés tiempo? No demores más en comenzar, ya que según la ciencia tener un hobbie puede ser beneficioso para tu salud mental y física.

De acuerdo con estudios llevados a cabo en Estados Unidos, tener un pasatiempo no solo es bueno para la salud mental, sino también para la salud en general.

Esto se debe a que cuando una persona está absorta haciendo algo que le gusta o le divierte, su cerebro segrega más de las llamadas “hormonas de la felicidad” –como la endorfina y la serotonina– y menos de las conocidas como las “hormonas del estrés” que contribuyen a debilitar el sistema inmunológico.

Este es el primer frente de defensa de tu organismo contra las enfermedades. Cuando éste no está fuerte y funcionando en forma óptima, te deja vulnerable a toda clase de problemas de salud, desde un simple resfrío hasta padecimientos del corazón.

Pero más allá de los beneficios que reportan para la salud, los pasatiempos son una manera sencilla, divertida y por regla general poco costosa de enriquecer la vida.

Estos son sólo algunos de los beneficios de un hobby para tu salud demostrados por la ciencia:

* Fortalecen el sistema inmunológico: Realizar una actividad física como nadar, hacer ciclismo o jugar tenis o golf, puede prevenir o mantener bajo control algunas enfermedades crónicas, entre ellas la artritis, la diabetes, los problemas cardíacos y algunos tipos de cáncer.

* Mejoran la memoria: Muchos pasatiempos estimulan tus habilidades mentales y tu capacidad para resolver problemas, como los crucigramas y los juegos de cartas o de palabras. De hecho, un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences reveló que “los adultos que practican hobbies que ejercitan el cerebro, como la lectura, los rompecabezas o el ajedrez, tienen menos probabilidades de padecer del mal de Alzheimer, mientras que los que se limitan a ver la televisión tienen un riesgo más elevado.

* Elevan la autoestima: Cuando el hobby involucra a otras personas, ayuda a mejorar tu vida social, y esa interacción positiva, con personas que comparten tus intereses, le hace mucho bien a tu autoestima.

* Te ayudan a dormir mejor: Estar más activa durante el día puede ayudarte a conciliar el sueño y a dormir más profundamente.

Algunas opciones al alcance de tus manos

1. Tejer: Los movimientos repetitivos necesarios para tejer o bordar te permiten llegar a un estado de relajamiento como el que es capaz de producir la meditación. Además, mantienen tus manos activas y flexibles.

2. La lectura: Cuando abrís un libro y te pierdes en un mundo enriquecedor, afinas tu inteligencia emocional y tu intuición, a la vez que estimulas tu memoria y tus habilidades cognitivas.

3. La música: Un estudio realizado en la Universidad de Florencia, Italia, halló que escuchar música ayuda a reducir la presión arterial en las personas que padecen de hipertensión. Y eso no es todo: de acuerdo con varios estudios, escuchar música alivia el dolor y es beneficioso para las personas con problemas cardíacos. Tocar un instrumento añade otro beneficio: destreza física en las manos, como la que es requerida para tocar el piano o la guitarra, por ejemplo.

4. La cocina: Ingresar a un curso de cocina no sólo puede ayudarte con tu vida social y hacerte conocer personas nuevas, sino que también te ayuda a despejar la cabeza e implica de tu parte varias destrezas, desde aplicar la paciencia y la persistencia hasta ejercitar brazos al batir. Ni hablar de lo bien que podés quedar cocinando por amigos y que también podés convertirlo en una salida laboral alternativa.

5. La jardinería: Está comprobado que estar en contacto con la naturaleza reduce el estrés y eleva el ánimo. Además, esta labor física moderada también mejora la flexibilidad.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmail

Deja un comentario