5 secretos para que no te gane el stress

Lo impredecible de la vida, las relaciones con tu jefe y tus compañeros de trabajo, los altibajos de la vida familiar y de tus relaciones o simplemente las noticias diarias, pueden hacer que nos sintamos inestables y víctimas del stress, sobre todo cuando parece que la vida se mueve tan rápido que nos resulta imposible procesar y absorber todo lo que nos pasa.

Ya sea que los factores que te estresan provengan de tu trabajo, de tu hogar o de tu vida social, existen maneras de mantener tu mente equilibrada y sana. Aquí te damos cinco tips a tener en cuenta para mantener tu mente fuerte en aquellos momentos en que el stress parece ganar la batalla.
1) Esto es temporal
Por más caótica que parezca la vida y por más desestabilizado o enojado que te encuentres en este momento, esto es temporal. Cuando menos lo esperes te vas a sentir mejor, mas calmo, con mas energía y motivación y menos enojado e infeliz.
2) A veces las cosas no tienen que ver con vos
Esta es una versión del clásico “no es personal”, y es completamente cierta. Si, podes haber cometido un error, no haber tenido la solución correcta frente a un problema, o existir personas problemáticas en tu trabajo, pero seguramente vos no tenès nada que ver con esa situación. Siempre que pienses en un problema que estás teniendo, colocá la situación dentro de un contexto mas extenso, de modo que esto te permita una mejor perspectiva sobre lo que està ocurriendo.
3) Respirá
Esto puede sonar trillado, pero realmente funciona. Cuando la ansiedad o la ira te golpee, detenete y respirá profundamente. Esto es algo que puede hacerse en medio de una reunión, en el supermercado o antes de irte a dormir. Es una herramienta simple y económica que tiene efectos positivos y demostrados. Llená de aire primero el estómago, colocá tus manos en esa zona y sentí como se va llenando de aire. Realizá este mecanismo lentamente y concentrado. Te vas a calmar. Prometido.
4) Recordá tus momentos de éxito
Rememorá o incluso anotá todas aquellas veces que te sentiste competente en algo, aquellas veces en las que las cosas funcionaron tal cual lo deseaste y fuiste capaz de sortear situaciones desafiantes. Somos criaturas resilientes, a pesar de que a veces lo olvidemos. De modo que no te olvides de las cosas que has hecho bien, esto es esencial para transitar los momentos duros.
5) Haz algo saludable y que te haga sentir bien
Ok, quizás no tengas la posibilidad de montarte en un avión hacia una isla paradisíaca o de irte con tus amigos a esquiar. Pero podes tomar la decisión de salir a caminar, a andar en bici después de una larga jornada de trabajo o de cocinarte algo realmente rico. A veces encontramos la paz en las cosas más simples, lo cual terminar ayudándonos a la hora de combatir el stress.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmail

Deja un comentario