Los divorcios conflictivos podrían afectar la salud de los hijos

Los divorcios dolorosos tienen consecuencias en la salud de los hijos, cuyos efectos perduran en la edad adulta, advirtió hoy un estudio de la revista Actas de la Academia Nacional de Ciencias estadounidense (PNAS).

Durante esa investigación los expertos observaron por cinco días a 201 adultos sanos, quienes fueron puestos en cuarentena y contagiados con un virus de un resfriado común.

De esa población, aquellos cuyos padres se separaron y evitaron contacto durante años presentaron tres veces más propensión a enfermarse que los descendientes de parejas divorciadas que mantuvieron un vínculo.

Según el reporte, ese riesgo se debe en parte, a una inflamación más intensa después de una infección viral.

Además, el estudio evidenció que los adultos cuyos padres se habían mantenido en contacto no tenían más riesgo de caer enfermos que aquellos cuyos progenitores siguieron casados.

‘Las experiencias estresantes en las primeras etapas de la vida afectan nuestra fisiología y los procesos inflamatorios, que aumentan el riesgo de tener problemas de salud y de desarrollar una enfermedad crónica’, concluyeron los autores.

El estrés familiar puede, durante la infancia, aumentar la vulnerabilidad de un niño a las enfermedades entre 20 y 40 años más tarde, añadieron.

Por otra parte, reconocieron que todos los divorcios no son iguales y una comunicación continua entre los padres amortigua los efectos nocivos de una separación sobre la salud de los pequeños.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmail

Deja un comentario