El cáncer de piel nos puede afectar a todos

El cáncer de piel es la forma de cáncer más común en muchos países del planeta. Los dos tipos más comunes son el cáncer de células basales y el cáncer de células escamosas. Por lo general, se forman en la cabeza, la cara, el cuello, las manos y los brazos. Otro tipo de cáncer de piel, el melanoma, es más peligroso pero menos común.

Cualquier persona puede desarrollar cáncer de piel, pero es más común entre quienes:

• Pasan mucho tiempo bajo el sol o sufrieron quemaduras por el sol
• Tienen piel, cabellos y ojos claros
• Tienen un familiar con cáncer de piel
• Tienen más de 50 años de edad

Lo importante es que estés atento a cualquier cambio que experimentes en la piel, manchas que puedan surgir o lunares en general. Ante cualquier indicio sospechoso tenés que realizar una visita al médico para que realice un control.

Con respecto a los lunares, hay que tomar en cuenta estas situaciones:

  • La asimetría de un lunar.
  • El cambio de color que puede ser desde marrón, rojo y azul.
  • Los bordes del lunar son irregulares.
  • El diámetro es mayor a 6 mm

No olvides que el tratamiento tiene más probabilidades de surtir mejor efecto cuando el cáncer se detecta con anticipación. Cuando no se tratan, ciertos tipos de cáncer de piel pueden diseminarse a otros tejidos y órganos.

Prevención

La forma más importante de reducir los riesgos es evitar exponerse sin protección a los rayos solares y a otras fuentes de luz ultravioleta.

La manera más sencilla de evitar la exposición excesiva a la luz ultravioleta es mantenerse alejado del sol y a la sombra siempre que sea posible. Esto se puede aplicar tanto en periodos veraniegos como el resto del año, ya que efectos del clima, como la nubosidad o la nieve, no reducen la incidencia de la radiación solar por completo.

Es importante que esta precaución se tenga desde la infancia, pues se ha demostrado que el 80 por ciento de los daños que el sol puede causar en la piel ocurren antes de cumplir los 18 años.

Respecto a los lentes de sol, los expertos recomiendan utilizar aquellos que tienen un porcentaje de absorción de rayos ultravioleta de un 99 a un cien por cien, ya que permite proteger de forma adecuada los ojos y el área de piel alrededor de los mismos.

Por otro lado, los especialistas recomiendan cubrir las zonas más sensibles que están expuestas a los rayos solares durante todo el año. El 85 por ciento de los tumores malignos aparece en la cara, el escote y el cuero cabelludo.

Tenés que utilizar siembre una crema de protección de factor 15 o más en las áreas de piel expuestas al sol, particularmente cuando la luz es intensa. Las personas de piel clara y las que se queman con facilidad deben aplicársela con mayor frecuencia

Los expertos insisten que la crema debe aplicarse aunque el día esté brumoso o el cielo esté cubierto de nubes ligeras o poco compactas, ya que la luz ultravioleta puede atravesarlas.

Por otro lado, se recomienda evitar el uso de cabinas bronceadoras. La exposición excesiva a la luz ultravioleta puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de la piel, ya que contribuye al envejecimiento cutáneo. Por este motivo los dermatólogos desaconsejan su utilización

Facebooktwitterredditpinterestmail

Deja un comentario