Ciencia: Cuando una ciudad se siente bien, la población se arriesga más

Una investigación publicada esta semana en ‘PLOS ONE’ sugiere que las mejoras inesperadas en la vida cotidiana -la luz del sol después de muchos días de lluvia o la victoria de un equipo deportivo local- se correlacionan directamente con un cambio en el estado de ánimo de una ciudad y una mayor probabilidad de que los ciudadanos hagan cosas arriesgadas, como apostar dinero.

Las ciudades parecen tener estados de ánimo que actúan día a día, pero ahora, gracias a las redes sociales, estos estados de ánimo de las distintas ciudades se pueden medir.

Teniendo esta ventaja en cuenta, un equipo de investigación liderado por la Universidad McGill, en Montreal, Canadá, utilizó técnicas automatizadas para medir el “sentimiento” de más de 5 millones de publicaciones de Twitter de 2012 y 2013, etiquetadas geográficamente en seis grandes ciudades de Estados Unidos (Nueva York, Boston, Chicago, Dallas-Fort Worth, Área de la Bahía de San Francisco y Los Ángeles). Esto, a su vez, posibilitó deducir el estado de ánimo de la ciudad en un día determinado.

“Hemos encontrado que los usuarios de Twitter sirven como ‘canarios’ de sus comunidades”, dice el coautor del artículo Johannes Eichstaedt, científico social computacional de la Universidad de Pennsylvania, Estados Unidos. “Lo que dicen en Twitter es representativo del estado de ánimo que se comparte en las calles y en las comunidades locales. Por lo tanto, utilizando la inteligencia artificial, pudimos extraer información sobre el estado de ánimo de la comunidad en general de lo que dicen en Twitter”, añade.

SENTIMIENTOS POSITIVOS CUANDO ALGO SALE MEJOR DE LO ESPERADO

Los científicos analizaron el lenguaje expresado en los datos de las redes sociales para ver cómo podría entenderse a diario el estado de ánimo de los tweets y, por lo tanto, de las ciudades. Luego, se dispusieron a explorar si, al observar resultados positivos inesperados (como los triunfos deportivos inesperados o un día soleado después de días de lluvia), podrían predecir cuándo una ciudad estaría de buen humor. Su siguiente paso fue analizar cómo estos estados de ánimo positivos de la ciudad estaban relacionados con una mayor adopción de riesgos.

Los experimentos de psicología en el laboratorio ya han demostrado que las personas tienden a sentirse mejor y a correr más riesgos cuando algo sale mejor de lo que esperaban. Los investigadores querían averiguar si sucedía lo mismo a nivel de ciudad. Así que observaron si el incremento de las compras diarias de billetes de lotería en Chicago y Nueva York, donde no había ningún incentivo particular para comprar en un día en comparación con otro –ya que las probabilidades y los beneficios permanecían constantes–, se relacionaba con un estado de ánimo positivo de la ciudad, como se refleja en las redes sociales.

Y encontraron que así era. Aunque los autores notan que este efecto es sutil, por ejemplo, un día de “buen humor” en Chicago y en la ciudad de Nueva York predice un incremento en el gasto en juegos de azar de casi el 2,5 por ciento por persona al día en barrios particularmente reactivos.

El autor principal del estudio, Ross Otto, del Departamento de Psicología de McGill, apunta: “Al utilizar los datos de las redes sociales, pudimos examinar el impacto de los eventos colectivos en el bienestar subjetivo a escala de las grandes ciudades. Esta información acerca de cómo los estados de ánimo fugaces de la ciudad están relacionados con el comportamiento de toma de riesgos, podría ayudar por ejemplo a quienes deseen desalentar a otros a apostar a decidir cuándo serán más necesarios sus esfuerzos de aliento a realizar apuestas responsables”.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmail

Deja un comentario