6 beneficios de cantar bajo la ducha

Si, no importa que desafines o molestes a todos tus vecinos. Si sos de aquellas personas que aman cantar bajo la ducha entonces a partir de ahora vas a tener vía libre. Y es que la ciencia ha descubierto que, aunque no lo creas, esta costumbre tiene enormes beneficios para tu salud. Acá te nombramos sólo algunos:

1. Fortalece el sistema inmunológico. Científicos de la University of Frankfurt (Alemania) chequearon la sangre de personas antes y después de 60 minutos de una práctica del Requiem de Mozart y encontraron que las concentraciones de inmunoglobulina A (la proteína que funciona como anticuerpo) y la hidrocortisona (una hormona antiestrés), se habían incrementado significativamente durante la práctica del canto.
Una semana después, cuando les preguntaron a los miembros del coro que escucharan una grabación del Requiem sin cantarla, su composición sanguínea no varió significativamente.

2. Mejora el sentimiento de bienestar. Esto sucede porque, al cantar, se producen endorfinas dentro del sistema nervioso, lo que te hace sentir más energizado y con mejor ánimo.

3. Es bueno para el cuerpo. Debido a que se necesita un extra de aire, actúa como un workout para los pulmones, tonifica los músculos abdominales e intercostales y el diafragma y estimula la circulación.

4. Nos hace respirar más profundamente que otras formas de ejercicio extenuante, por lo que tomamos más oxígeno y mejora la capacidad aeróbica, dice el profesor Graham Welch, director de Educational Research en la University of Surrey, Roehampton, UK.

5. Prolonga la vida. El profesor Welch también asegura que al mejorar la circulación, se oxigenan las células y al fortalecerse el sistema inmunológico, es un resguardo de las infecciones menores.

6. Remedio contra el stress. La oxitocina es conocida como la hormona anti estrés. Está demostrado que cuando cantamos, generamos mayores niveles de esta hormona que es esencial para la estabilidad emocional de nuestro cerebro. Además, al cantar aprendemos a visualizar el aire y el sonido se transporta lo largo de todo nuestro cuerpo. Este efecto es una potente fuente de anti estrés natural, que ayuda a liberar emociones y tensiones acumuladas.

Así que ya sabés, cuando hoy te toque el turno de ducharte, tomate unos minutos para disfrutar a pulmón lleno y sin culpas. Si querés buena música, ¡te dejamos una playlist espectacular!

Facebooktwitterredditpinterestmail

Deja un comentario