Un polémico estudio revela la mayor fantasía sexual de las mujeres

El terreno sexual nunca deja de ser explorado, ni siquiera por los propios científicos. Los deseos, el placer, la imaginación, las fantasías son aspectos inagotables a la hora de compartir la cama con la pareja. Es ese mundo, que no siempre tiene respuestas certeras, el que se vuelve un caudal informativo para la comunidad científica.

Las mujeres han tenido poco protagonismo en estos temas que, por décadas, fueron considerados tabú. Pero ellas también tienen algo importante que decir en materia sexual. Un estudio de la Universidad de Montreal reveló cuáles eran las fantasías más comunes entre las mujeres.

De acuerdo con el estudio, 1,500 mujeres respondieron a un cuestionario que abordaba diversos tópicos sobre sexuales, con el objetivo de “descubrir gustos, preferencias y deseos”.

Según El Salvador. com, el informe publicado en la revista científica The Journal of Sexual Medicine reveló que un 60% de las mujeres encuentran “el sometimiento a cargo de sus parejas como el punto cúlmine que buscan saciar en la cama”.

Christian Joyal y Amélie Cossette, ambos líderes de la investigación, indicaron que el dato revela que “las mujeres desean sumergirse en el rol sexual de sumisa y que su pareja juegue con el rol de dominante”.

Pero antes de aseverar que hay atisbos de ser un estudio “machista”, los expertos señalaron que en este aspecto sadomasoquista, ellas también “buscan el papel de dominante en la cama, por lo que los temas sadistas suelen ser tratados más como una fantasía que como una realidad en la vida sexual de las mujeres”.

A pesar de que en la vasta imaginación todo es posible, la realidad es otra a la hora de las relaciones íntimas. Para los investigadores canadienses, compartir y comunicar los gustos sexuales con la pareja es fundamental.

“Las fantasías no cumplidas juegan un rol predominante y puede influir en el deseo de infidelidad”, según explicó el sexólogo Juan Carlos Kusnetzoff.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmail

Deja un comentario