Hace 25 años, se lanzaba la canción más triste del mundo

En octubre de 1992, el mundo conocía una de las canciones más bellas y más tristes que se han compuesto en la historia musical. Se trata de “The last song” de Elton John, una canción que seguramente nos ha hecho llorar más de una vez a todos.

Lo que pocos conocen, es la potente historia detrás de este tema.

Enfermo de SIDA, un hijo con poquísimo peso se le acerca a su padre después de años de peleas, distancia y desacuerdos. Siente miedo y le ruega a su padre que lo abrace como nunca antes, que olvide los tiempos de enfrentamientos y el pasado oscuro.

Le dice que necesita sus manos generosas para estar tranquilo, mientras llega lo inevitable, porque un mal implacable acaba con él, lo come por dentro, lo consume por fuera y lo mata poco a poco. Se trata del SIDA, la enfermedad más temida en los años 80 y 90.

 

“Cause I never thought I’d lose, I only thought I’d win, I never dreamed I’d feel… this fire beneath my skin. I can’t believe you love me, I never thought you’d come, I guess I misjudged love… between a father and his son”.

 

“Esta canción fue escrita hace poco y refiere a la compasión, al perdón, a la honestidad, al miedo, a la rabia, pero ante todo… al amor”.

Así presentó Elton John “The Last Song” durante un concierto en Australia, en 1992. Con un trasfondo que quebraba los huesos, la letra de esta canción de su álbum The One le había llegado vía fax poco después de la muerte de Freddie Mercury. El compositor de tan hondos pensamientos fue su amigo Bernie Taupin, lo que causó una reacción inmediata en John.

“Lloré todo el tiempo mientras le agregaba la música a la pieza, y me resultó muy difícil cantarla”, le confesó Elton a la publicación The Advocate tiempo después.

Según la historia, expuesta claramente en su respectivo video, el distanciamiento entre padre e hijo se origina por la orientación sexual del segundo, hecho al final hablado, asumido, comprendido. Un poco tarde, pero justo a tiempo.

 

“Tonight we touched on the things that were never spoken, that kind of understanding sets me free”.

 

“Tengo suerte de estar vivo, soy feliz en mi vida personal, me ha complacido y conmovido el trabajo que hemos hecho Bernie Taupin y yo en The One… y con la hermosa letra que escribió acerca de la pérdida de un gran amigo nuestro como Freddie Mercury por causa del SIDA, ‘The Last Song’. Espero que la fundación que creamos en 1992 ayude realmente en términos de cuidado y prevención”, le dijo John a Billboard en 1997.

El video de este tremendo tema, fue presentado en la escena final de “Y la banda siguió tocando”, una película que narra los primeros días de la epidemia de SIDA.  El eje del clip es un collage de personajes famosos y de los momentos más importantes de la historia de la lucha contra el SIDA.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmail

Deja un comentario