Crean un “examen de divorcio” para parejas que deciden terminar su matrimonio

El divorcio nunca es fácil para ninguna de las partes involucradas, pero es particularmente difícil en el Tribunal Popular de Yibin, en la provincia de Sichuan, China, donde un magistrado implementó recientemente un examen de divorcio, que tanto el esposo como la esposa deben desaprobar, para que su solicitud de divorcio sea aprobada.

El examen de divorcio es una idea de Wang Shiyu, un juez del Tribunal Popular del Condado de Yibin, quien, después de notar que los divorcios representaban un porcentaje alarmantemente grande de los casos de la corte, decidió hacer algo al respecto. Su intención era lograr que las parejas lo pensaran dos veces antes de terminar su matrimonio, y también darles la oportunidad de recordar los buenos momentos que habían pasado juntos. Así que se le ocurrió un test con una serie de preguntas para la pareja, que deben responder por separado. Si sacan menos de 60, Wang aprueba su solicitud de divorcio, si no, tienen que seguir trabajando en su matrimonio, les guste o no.

“Como un condado con una población de más de un millón, el tribunal de Yibin recibe cientos de casos cada año, con la mitad de ellos nacionales. Los casos de divorcio representan un gran porcentaje. Como también tengo una familia y un niño, cuando estoy lidiando con estos casos, no quiero ver a las parejas divorciarse a toda prisa “, comentó el magistrado Wang Shiyu.

El examen escrito consta de tres partes: rellenar los espacios en blanco, preguntas cortas y declaraciones, con preguntas que cubren información básica como los cumpleaños de los miembros de la familia, sus alimentos favoritos, la fecha del aniversario de la pareja, así como información más detallada como “¿Qué responsabilidad tomaste en esta familia?”, “¿Qué hiciste bien y qué hiciste mal?”, “¿Qué significan el matrimonio y la familia para vos?”.

Después de que tanto el marido como la esposa entregan sus papeles, el juez lee sus respuestas y las califica. Sin embargo, aquí está la trampa: nadie sabe los criterios por los cuales los papeles se califican, y el juez se niega a revelarlos.

Una de las primeras parejas en tomar el examen de divorcio de Wang Shiyu, el 14 de septiembre, obtuvo 80 y 86 respectivamente. Aquellos fueron considerados altos puntajes, por lo que el juez negó su solicitud de divorcio, aconsejándoles que siguieran trabajando en su matrimonio. Wang dijo que el marido tenía un problema de juego y era irrespetuoso con su esposa, pero debido a que habían sacado tan buen puntaje en el test, decidió que su matrimonio aun podía salvarse.

Las noticias con respecto al examen del divorcio se viralizaron recientemente en las redes sociales chinas, y consiguieron respuestas variadas del público. Mientras que algunos aplaudieron la intención de Wang de evitar que las parejas se divorciaran al primer impulso, otros argumentaban que el divorcio es un asunto personal, y que los magistrados deberían centrarse en otras cosas, como la pensión alimenticia, o la custodia de los hijos.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmail

Deja un comentario