¿Conversaciones incómodas en fiestas? ¡Te contamos cómo escaparte!

En un mundo ideal, las conversaciones típicas en fiestas deberían ser relajadas, cómodas, interesantes. Sin embargo, no siempre es así. Muchas veces podés encontrarte en una charla aburrida, que te violenta o te hace sentir que estás perdiendo el tiempo y arruinando el momento. Te damos algunos consejos para ayudarte, sobre todo en este fin de año plagado de reuniones.

¿Qué hacer? La manera más simple -pero más difícil- de salir de una conversación es simplemente irse. Ninguna mención sobre ir a buscar un trago a la barra o algún bocado a la mesa de snacks vale la pena, puede no servirte o puede sonar como una excusa.

Lo que hay que hacer es sencillamente mirar a ese conocido/desconocido/pariente/ex-amante a los ojos y decir: “Me alegra haber hablado con vos, nos vemos pronto”. Simple, directo, honesto y sin peligros indeseados. Un abrazo firme, un fuerte contacto visual, un adiós tierno y educado, pero un adiós al fin.

Si te falta la voluntad de irte así no más, es importante recordar que probablemente existe una conversación mucho más interesante justo a tu lado y te la estás perdiendo por ser amable en una charla que no te interesa en lo más mínimo y que al final de la noche no te suma nada.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmail

Deja un comentario