Seis curiosidades sobre Ernesto Sábato

Ernesto Sábato nació un 24 de junio de 1911 y murió 55 días antes de cumplir los cien años. Santos Lugares fue la última posada que el físico, escritor, ensayista y pintor habitaría. Lo perdimos la madrugada del 30 abril de 2011, pero nos ha dejado una herencia inmensa en las letras mundiales.

Ernesto fue el décimo hijo de una pareja de inmigrantes italianos provenientes de Calabria. Rojas, Buenos Aires, fue el lugar donde el escritor nació en 1911. En el área de las ciencias, Sábato destacó con un doctorado en física, pasando por el laboratorio Curie, en París.

Antes de dedicarse por completo a la literatura, el joven bonarense realizó cursos de filosofía en la Universidad de la Plata. Como parte de su formación, política, Sábato también militó dentro del movimiento Reforma Universitaria, además de fundar el grupo Insurrexit en 1933.

El dinamismo de las obras de Sábato marcó la literatura argentina durante el Siglo XX. Desde “El escritor y sus fantasmas”, hasta “Uno y el Universo”, “El túnel”, “Sobre héroes y tumbas”, “Abbadón el exterminador” y “La resistencia”, las obras del autor abarcaron una gran diversidad de temas, desde escritos que cuestionaban la moralidad de la ciencia y una fuerte incursión dentro de la psicología, hasta un marcado compromiso político.

A lo largo de su vida, la pluma de Ernesto Sábato fue reconocida con distintos galardones, entre ellos el premio Miguel de Cervantes, el de la Sociedad Argentina de Escritores, el Premio Internacional Menéndez Pelayo y la Medalla de oro del Círculo de Bellas Artes de Madrid y la Medalla de Honor de la Universidad Carlos III. Y el 11 de febrero de 2009, cuando el escritor tenía la edad de 98 años, la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) propuso a Ernesto Sábato como candidato al Premio Nobel de Literatura ante la Academia Sueca.

Estos son los algunos de los datos más conocidos sobre la vida de Sábato, pero existen otros más curiosos que quizás no sabías.

1· Nació poco después de la muerte de su noveno hermano, llamado Ernesto, motivo por el cual él recibiría el mismo nombre.

2· Siendo un joven escritor escribió “La fuente muda”, su primera novela, en París, después de escapar de ser enviado a las Escuelas Leninistas de Moscú. Sábato fue enviado a la Unión Soviética debido a que, durante su gestión como secretario general de la Federación Juvenil Comunista, comenzó a tener dudas del modelo ideológico y sobre el régimen de Stalin.

3· En 1938, durante su estancia en París, Sábato conoció a distintas figuras del movimiento surrealista, como Benjamín Péret y Roberto Matta Echaurren. Para 1943, abandonó la ciencia de manera definitiva pues, según él, “llevaría al mundo hacia el desastre”.

4· En 1948, su novela “El Tunel”, relato psicológicamente narrado en primera persona y con una fuerte influencia del existencialismo, tuvo tal fuerza que el escritor francés Albert Camus pidió traducirla a su idioma. Hoy en día, la obra ha sido traducida a más de diez lenguas.

5. En los años 50 atravesó una crisis producto de las contradicciones entre un mundo “claro y luminoso de las matemática”, según sus palabras, y el atormentado y complejo mundo de la literatura. A esta época corresponden sus ensayos Hombres y engranajes, escrito en 1951, y Heterodoxia, 1953, en los que realiza una crítica en profundidad sobre el futuro de la ciencia desde una óptica humanista.

6. En 1965, el disco Romance de la muerte de Juan Lavalle, cantar de gesta recopiló una serie de textos recitados por el propio Ernesto. Además, incluye canciones cuya letra fue compuesta por el escritor, acompañada de la música de Eduardo Falú.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmail

Deja un comentario