¿Puede prosperar una relación a distancia?

A muchos les ha pasado alguna vez. Su pareja se ve obligada a mudarse lejos, o conociste a alguien que ya vivía a kilómetros de tu hogar y te enamoraste. Pero, ¿el amor puede tener futuro cuando se mantiene a la distancia?

La buena noticia es que sí. La mala noticia es que este tipo de relaciones no son para otro el mundo. Se necesita estar seguro de lo que uno quiere, ser claro y muy respetuoso.

La separación puede resultarte dolorosa, pero a diferencia de lo que muchos creen, la distancia en un marco sano puede mejorar la comunicación de la pareja e incluso su intimidad, al menos esto es lo que afirma un estudio reciente publicado en el Journal of Communication.

Según el mismo, las personas involucradas en relaciones a larga distancia gozan de un lazo mucho más fuerte debido a una comunicación más constante y profunda que la que existe en las relaciones convencionales.

Si te animás a embarcarte en esta aventura, acá te brindamos algunos consejos para que tengas en cuenta a la hora de analizar si este tipo de relación puede funcionar bien para vos.

1. Conocé a la persona que tenés al lado: No todos sirven para mantener una relación a distancia, al menos a largo plazo. Los primeros meses pueden ser sencillos pero con el paso del tiempo la historia puede volverse más dolorosa. Por eso es fundamental que conozcas a quién tenés al lado, saber si se trata de una persona confiable y que de verdad quiera un compromiso con vos. No tengas miedo y sé honesto con la otra persona sobre tus expectativas y tus temores.

2. El diálogo es fundamental: No sólo en cantidad sino en calidad. Vas a tener menos posibilidades de largas charlas así que usá de la forma más sabia el tiempo que tienen para conversar. Compartí tus cosas, contale cuáles son tus temores y demostrale tu amor. No des lugar a que surjan problemas de comunicación e inclúyanse en los horarios y la rutina del otro.

3. No te desanimes: Si tu pareja tiene que distanciarse por motivos de trabajo, el amor también implica entender que esa persona necesita desarrollar sus proyectos personales más allá de su pareja. Cuando sientas que te estás desanimando, pensá que por más difícil que pueda ser no verse hoy, estás apoyando a tu pareja en cumplir sus sueños.

4. Olvidate de los celos: Las escenas de celos a la distancia pueden ser insoportables y a la larga matar a la relación. Dale el espacio a la otra persona para que pueda contarte con libertad su vida a la distancia sin recibir de parte tuya un mar de reproches. Muy a menudo la desconfianza revela inseguridades y malas experiencias de otras relaciones. Acordate que no podés controlar a la otra persona y que tenés que confiar en ella. Si la confianza ya no existe, entonces quizás sea momento de replantearse toda la relación más allá de la distancia.

5. Divertite: Hoy en día podés usar todos los medios de comunicación a tu disposición para hacerle sentir a tu pareja que estás acompañándola. Además, pueden tomar turnos para visitarse. Lo importante es ser feliz, aún cuando están físicamente separados. Busquen alternativas para divertirse online y no pierdas las esperanzas. Mantenete positivo y recordá que cualquier relación es lo que ambos construyen, cara a cara o a la lejanía.

Facebooktwitterredditpinterestmail

Deja un comentario