El príncipe Harry contó el infierno que vivió tras la muerte de Lady Di

El príncipe Harry de Inglaterra vivió dos años de caos por la muerte de su madre, la princesa Diana, y durante casi dos décadas contuvo todas sus emociones.

Así lo reveló el nieto de Isabel II al diario “The Telegraph”. “Mi forma de gestionarlo fue esconder la cabeza en la arena, negándome incluso a pensar en mi madre, porque, ¿cómo iba a ayudar eso?”, reveló el joven de 32 años.

La princesa de Gales y su entonces pareja, Dodi al Fayed, fallecieron el 31 de agosto de 1997 en un accidente de tráfico en París cuando eran perseguidos por paparazzi. Harry tenía entonces tan solo 12 años.

Pese a que su hermano mayor, el príncipe Guillermo, intentó convencerlo de que buscara ayuda para lidiar con el duelo, no lo hizo hasta después de dos años de “caos total”, cuando ya había cumplido los 28.

“Perder a mi madre a los 12 años, y con ello contener todas mis emociones durante los últimos 20, ha tenido consecuencias bastante graves no sólo en mi vida personal, sino también en mi trabajo”, reconoció ahora.

Según contó, la ansiedad que experimentaba durante los compromisos que debía afrontar como parte de la familia real le hizo sentirse al borde de querer dar un puñetazo a alguien. Por eso, añadió, probó con el boxeo para intentar canalizar esa agresividad.

Tras buscar ayuda profesional, contó que se dio cuenta de que formaba parte de “un club bastante grande”. Él, su hermano y su cuñada, la duquesa Catalina de Cambridge, fundaron la organización benéfica Heads Together en pro de la salud mental.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmail

Deja un comentario