Cómo planificar una dieta vegetariana saludable

Existen diferentes motivos que despiertas el interés de las personas por las dietas vegetarianas. Puede ser por una cuestión de salud, preocupación por el medio ambiente o el bienestar animal, pero lo cierto es que la dieta vegetariana gana cada vez más seguidores.

Pero, la dieta vegetariana no es solo una forma de alimentarse que excluye alimentos de origen animal, se trata de un estilo de vida con variantes en cuando a su composición.

Sin embargo, si estás pensando en pasarte al vegetarianismo primero es necesario que te informes para saber de sus beneficios y también de los déficit nutricionales en los que puedes incurrir si no realizar una buena planificación.

Existe hoy una importante oferta de restaurantes vegetarianos como también de cursos sobre nutrición y vegetarianismo que pueden ser útiles a la hora de planificar bien una dieta vegetariana.

Tipos de dietas vegetarianas

Las dietas vegetarianas se definen de forma general como aquellas que excluyen todo tipo de carnes, incluyendo aves, pescado y mariscos. Pero existen varios tipos diferentes pues las hay las que incluyen productos lácteos y huevos (dieta lacto-vegetariana u ovo-lacto-vegetariana.

También están las dietas vegetarianas estrictas que no consumen ningún tipo de alimento de origen animal o la dieta frugívora que solo incluye frutas, frutos secos y semillas.

Beneficios de las dietas vegetarianas

Entre los beneficios de las dietas vegetarianas destaca que son bajas en grasas, colesterol mal y ricas en fibras. Sin embargo deben ser variadas y bien planificadas, pues cuanto más restrictivas menos nutrientes aportan, algo perjudicial según la etapa de la vida en la que se encuentre quien dedice hacerse vegetariano.

Planificación de una dieta vegetariana

Una dieta vegetariana completa y adecuada debe respetar la cantidad y calidad de proteínas que aporta al organismo. Por ello, debe incluir legumbres, frutos secos y soja.

Asimismo, debe tener un consumo adecuado de ácidos grasos Omega 3 que se consigue ingiriendo alimentos fortificados como las bebidas de soja o las barritas de cereales, nueces o algas y también suplementos de éstas.

Por otra parte, una dieta vegetariana equilibrada debe garantizar una correcta absorción de minerales tales como hierro, zinc y yodo, además de Vitamina C, D y Vitamina B12.

Una dieta vegetariana bien planificada puede cubrir las necesidades nutricionales de la persona que la sigue sobre todo es necesario prestar atención si se trata de niños, mujeres embarazadas y personas ancianas.

Los especialistas en nutrición recuerdan que existen muchas personas que siguen una dieta vegetariana poco equilibrada y consumen cantidades inferiores de Vitamina B12, Vitamina D, calcio, cinc, hierro y ácidos grasos omega 3, y por lo tanto será necesario que consuman suplementos o complementos nutricionales.

En cuanto al calcio, si se sigue una dieta ovo-lacato-vegetariana el consumo es similar al de las personas omnívoras, pero en los veganos estrictos es necesario equilibrar esta sustancia utilizando suplementos de calcio.

La dieta vegana estricta tiene déficit de Vitamina B12 y por ello esta vitamina debe también ser incorporada por medio de suplementos nutricionales o bien alimentos enriquecidos ya que ningún alimento de origen vegetal contiene en su forma activa Vitamina B12.

Conclusiones

Como conclusión podemos decir que si quieres unirte al vegetarianismo es recomendable consultar a tu médico que puede ayudarte a planificar una dieta vegetariana equilibrada y recomendarte los suplementos necesarios en caso que pretendas hacer una dieta vegetariana estricta.

La recomendación es no cambiar tus hábitos alimenticios sin conocer los riesgos a nivel nutricional que puede traer seguir una dieta vegetariana poco balanceada y con déficit de sustancias nutricionales imprescindibles para una alimentación saludable.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmail

Deja un comentario