Paso a paso: cómo implementar cambios a largo plazo

No se puede cumplir con todos los objetivos de una vez. Quien quiera cambiar su vida no puede hacerlo de un día al otro. Por eso, hay que establecer prioridades y tomarse tiempos. Lo mejor es tratar de implementar los cambios con un plan de dos años.

Para ello, primero hay que dividir la vida en seis categorías: rutina, alimentación, diversión, movimiento, contactos sociales y relax, y se las ordena según importancia.

Luego hay que dividir los dos años en ocho periodos de tres meses. A continuación, se establece un objetivo concreto en la primera categoría que sea realizable dentro de los tres meses.

En la categoría movimiento podría ser, por ejemplo, haber logrado al final de los tres meses hacer ejercicio al menos tres horas por semana. Luego hay que fijar objetivos algo más ambiciosos para los seis y nueve meses en la misma categoría.

Para la segunda categoría más importante, hay que fijarse un objetivo para un plazo de seis meses y se formulan los requisitos con los que se quiere cumplir en nueve meses. Para la tercera categoría se elige un objetivo que se pueda alcanzar en nueve meses, sin grandes esfuerzos.

En el transcurso de los primeros nueve meses se pueden ingresar de la misma forma, sin presiones, objetivos para las otras tres categorías, empezando por el objetivo para dentro de 12 meses, y completar el plan para las primeras tres categorías en dos años.

El programa fue desarrollado inicialmente por un investigador de cáncer para pacientes a los que les quedaban alrededor de dos años de vida.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmail

Deja un comentario