Los alimentos que te ayudan a controlar el hambre y a adelgazar

Para perder peso podemos poner muchas estrategias en marcha. Una opción muy efectiva es escoger alimentos que nos ayudan a producir saciedad y de esta forma, contribuyen a reducir la ingesta de calorías. Para ello, mostramos los alimentos que te ayudan a controlar el hambre para adelgazar:

Frutas y verduras

Las frutas y verduras son alimentos de baja densidad calórica, es decir, aportan mucho volumen con pocas calorías debido en gran parte a su alto contenido acuoso. Esta cualidad puede favorecer la saciedad como señala un estudio publicado en The American Journal of Clinical Nutrition, al permitirnos comer grandes volúmenes de comida pero sin demasiadas calorías.

Y como si fuera poco, algunos ejemplares como las coles, el aguacate o los espárragos pueden ofrecer una concentración superior de proteínas vegetales que son otro nutriente que ayuda a reducir el hambre.

Por eso, si queres adelgazar recomendamos el consumo de frutas y verduras varias en proporciones de cinco raciones diarias como mínimo, incluyendo las mismas en ensaladas, sopas, tartas, empanadas, postres, desayunos y muchas otras recetas más.

Legumbres

Las legumbres son una excelente fuente de fibra y proteínas vegetales para el organismo, y ambos nutrientes incentivan la saciedad al inducir la liberación de sustancias que calman el hambre y el apetito en nuestro organismo tal como ha sido estudiado.

Así, cuando buscamos adelgazar una excelente fuente de hidratos así como de otros nutrientes para nuestra dieta pueden ser las legumbres, que podemos incluir en diferentes platos: ensaladas, tacos o snacks. 

Granos enteros

A diferencia de los refinados, los granos enteros poseen más proteínas y fibra, requieren mayor trabajo digestivo y por lo tanto, permanecen más tiempo en el estómago incentivando de esta forma la saciedad o el tiempo entre una ingesta y otra.

Dentro de este grupo podríamos también incluir al cuscús integral, trigo integral y derivados, arroz integral o pseudocereales como la quinoa o el amaranto que han demostrado reducir niveles de grelina o hormona que incentiva el apetito e incrementar sustancias que producen la saciedad como la colecistoquinina y leptina.

Con granos enteros recomendamos elaborar desde un porridge y galletas para el desayuno hasta tortillas, panes o ensaladas.

Carnes y pescados

Asimismo, retrasan el proceso digestivo y pueden reducir el índice glucémico de una comida, favoreciendo también de esta manera el control del hambre en nuestro cuerpo.

Por supuesto, siempre recomendamos las carnes frescas y magras y los pescados de todo tipo en mayor medida, pues estos últimos pueden ofrecer además grasas de calidad para el organismo.

Y siempre aconsejamos evitar carnes y pescados procesados tales como fiambres, embutidos, palitos de merluza o surimi que pueden tener sustancias adictivas que lejos de calmar el hambre producen el efecto contrario.

Con carnes de calidad y pescados podemos elaborar diferentes platos para saciarnos: redondo de pavo en olla a presión, ensalada tailandesa de ternera, pechugas de pollo jugosas, salmón al horno en papillote, hamburguesas de atún, bacalao guisado, albóndigas de merluza y muchas otras recetas más.

Huevo

El huevo es una combinación perfecta de proteínas y grasas junto a variedad de micronutrientes de calidad que pueden ser favorables al momento de adelgazar. Pero por sobre todo, es un alimento muy saciante.

Se ha comprobado en personas obesas que su ingesta reduce el apetito hasta 24 horas después, por lo tanto, es un ingrediente versátil que no puede faltar en nuestra dieta si queremos mantener el hambre bajo control.

Con huevo podemos elaborar un desayuno de aguacates con huevos, una tortilla, tortitas, frittatas, sartén de verduras y huevos, revueltos, flanes y mucho más.

Frutos secos y semillas

Tanto frutos secos como semillas son ingredientes de muy buena calidad nutricional, concentrados en energía pero muy saciantes debido a que son fuente de fibra, proteínas vegetales y grasas sanas que estimulan la saciedad mediante la liberación de colecistoquinina.

También son alimentos de extrema dureza que requieren mucha masticación y esto puede inducir el control del hambre aun sin ingerir el alimento sino por el solo hecho de masticar y escuchar este proceso.

Demoran el proceso digestivo y pueden aportar textura crujiente a nuestros platos volviéndolos más sabrosos y saciantes al mismo tiempo.

Así, con semillas y frutos secos podemos elaborar galletas, crackers, ensaladas, aperitivos, tartas, desayunos o meriendas, barritas u otros snacks saludables.

Estos son los alimentos que te ayudan a controlar el hambre si quieres adelgazar de forma sencilla. No olvidemos incluirlos en el marco de una dieta equilibrada y acompañar su ingesta de otros buenos hábitos como el ejercicio regular.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmail

Deja un comentario