El libro de la semana: “La vegetariana”

Hacía tiempo que no leíamos un texto tan fuerte, de esos cuyas imágenes son tan dramáticas que quedan grabadas en tu mente y en tus sueños durante varios días. Esta semana, en TOPIC te recomendamos “La Vegetariana” de Han Kang.

Si esperan de este libro un manual sobre los beneficios de no comer carne, están equivocados. “La vegerariana” es un relato crudo y duro sobre el vacío y el querer dejar de ser.

Todo comienza con un sueño, el de la protagonista de la novela llamada Yeonghye, que la lleva a vaciar su heladera y tirar toda la carne que existe en su casa. Yeonghye ha tomado una decisión que ya nadie podrá cambiar: se convertirá en vegetariana. A diferencia de las razones que llevan a la mayoría de las personas a dejar de comer carne, en Yeonghye no existirá el deseo de una vida más sana o de ser más flaca. Sus razones son más profundas y mucho más dolorosas.

Su determinación es absolutamente radical e irrevocable, pero su familia no está preparada para esta decisión ni para la transformación que comienza a gestarse en Yeonghye a partir de ese momento.

A medida que avanzamos en el relato, conocemos más sobre el entorno de la protagonista. Un matrimonio chato, con un marido que no espera nada de ella, que cree que es una mujer común, sin expectativas, sin reproches y sin nada que ofrecer más que obediencia dócil. De hecho, por eso quiso casarse con ella.

“Antes de que mi mujer se hiciera vegetariana, nunca pensé que fuera una persona especial. Para ser franco, ni siquiera me atrajo cuando la vi por primera vez. Ni muy alta ni muy baja, con una melena que no era ni muy larga ni muy corta, tenía la piel descamada y amarillenta, ojos sin pliegues, pómulos ligeramente prominentes y vestía ropas sin color como si tuviera miedo de verse demasiado personal. Calzada con unos zapatos muy sencillos, se acercó a la mesa en que yo estaba sentado, con un paso que no era ni rápido ni lento ni enérgico ni débil.”, cuenta el marido de Yeonghye.

Al marido se suma un padre violento y borracho, una madre tan invisible como la misma Yeonghye, una hermana cuya vida consiste en complacer y cuidar a los demás sin tener en cuenta sus propios deseos o motivaciones, y un cuñado que se encuentra tan perdido como todos los personajes en esta historia.

Las escenas se suceden sin piedad y en forma cruda, como por ejemplo la intervención organizada por la familia para convencer a Yeonghye de volver a comer, y que termina con un violento gesto del padre y un brutal intento de suicidio de Yeonghye. Han Kang no tiene piedad con los lectores, y sin caer en el mal gusto nos aplasta con una trama dolorosa y tremenda sobre el deseo de querer dejar de vivir y el vacío de una vida sin afecto.

La vegetariana, es una novela con un fuerte componente psicológico, que cuestiona los límites culturales de la cordura, la violencia y el valor del cuerpo como un bien privado y último refugio.

El libro fue reeditado por la editorial Bajo la Luna. Y los lectores agradecemos la sabia decisión y la generosidad de acercarnos esta novela a quienes amamos la buena literatura.

Sobre la autora:

La novelista Han Kang nació en la ciudad de Gwangju en 1970. A los once años se mudó a Seúl con su familia. Estudió Letras en la Universidad Yonsei y después de graduarse trabajó durante tres años como periodista para las revistas Publishing Journal y Samtoh, entre otras. Debutó con el relato “El ancla escarlata”. Enseña Creación literaria en el Instituto de Artes de Seúl, a la vez que escribe cuentos y novelas.

Su primera obra “El amor en Yeosu” se publicó en 1995 y llamó la atención porque estaba narrada de forma precisa y firme. Escribió esta novela, La vegetariana, que es la suma de tres cuentos relacionados: “La vegetariana”, “La mancha mongólica” y “Los árboles en llamas”. Se dice que se inspiró en un verso de Yi Sang: “Creo que las personas han de ser plantas”, que Hang Kang interpretó como una posición contra la violencia del período colonial nipón.

Su prosa llamó la atención de los críticos y de los lectores por su estilo poético y sensual, y también por el carácter inquisitivo de sus obras. Hasta ahora ha publicado cuatro recopilaciones de cuentos: El amor en Yeosu, El fruto de mi mujer, Caja de lágrimas y El diseño amarillo de la eternidad; y seis novelas: El venado negro, Tus frías manos, La vegetariana, Pelea de aliento, La hora de griego y Viene el muchacho. Varias de sus novelas, como La vegetariana y La hora de griego, han sido traducidas al japonés, español, francés, vietnamita y otras lenguas.

Han Kang ganó el Premio de Novela Coreana con su novela corta El niño Buda en 1999, el Premio al Artista Joven del Año en 2000, el Premio Yi Sang en el año 2005 por “La mancha mongólica” y el premio Dong-in en 2010 por Pelea de aliento, y el Man Booker International Prize (2016) por La Vegetariana.

Bebé Buda y La vegetariana se han adaptado al cine.

Ficha del libro:

Editorial: Bajo la Luna
Colección:BUENOS Y BREVES
Número de páginas:192
Peso:200 gramos
Formato:Rústica
Idioma:Castellano
ISBN: 9789871803316

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmail

Deja un comentario