El libro de la semana: “La muerte del padre”

El mercado editorial se divide entre aquellos libros que son para leer en cualquier momento del año y esas pocas -poquísimas- obras monumentales que exigen un ejercicio mucho mayor al simple hecho de sentarse a leer, requieren un compromiso absoluto. Y este es el caso de Karl Ove Knausgård y sus seis libros autobiográficos.

Lo primero que hay que destacar de esta serie de libros -que comienza con “La muerte del padre”- es lo que David Foenkinos bien llama “la novela detrás de la novela”.

Inicialmente Knausgård intentó escribir en 2008 sobre la relación con su padre, lo cual le resultó muy dificultoso de contextualizar hasta que descubrió que sólo podría hacerlo si primero hablaba de sí mismo.

Decidió comenzar esta biografía principalmente para romper con una crisis creativa, y lo hizo con esta especie de diario personal, proponiéndose producir veinte páginas por día a lo largo de varios años. Lo hizo sin pensar en las formas o el estilo, sino simplemente con el fin de hablar “honestamente sobre su vida”.

Aunque pensó que no habría un público interesado en este tipo de trabajo, Knausgård llamó a su amigo y editor Geir Gulliksen diariamente para leerle algunos fragmentos de lo que iba surgiendo. Gulliksen llegó a leer 5000 páginas de la novela, y finalmente tomó la sabia decisión de que debía ser publicada. Fue este editor quien propuso el polémico título de la serie, “Min Kamp”, el cual el autor consideró que era perfecto. Su parecido con el “Mein Kampf” de Hitler, fue el primer detalle (entre marketinero y sintético de la vida del autor) que hizo que la obra de Karl Ove comenzara a llamar la atención primero en Noruega y luego en todo el mundo.

Inmediatamente a su publicación “La muerte del padre” fue un éxito rotundo y la serie ya se ha editado en 22 idiomas. Se sabe que en Noruega, una persona de cada cinco ha leído estos libros. De hecho, el delirio por este autor fue tal, que en muchas empresas se declaró el “día libre de Knausgård”: se prohibía hablar sobre él o leerlo ya que los empleados comenzaban a discutir sus impresiones sobre los libros y no trabajaban.

Pero no todo fue bueno para Karl Ove. El texto es tan descarnado y tan honesto, que Knausgård no se guardó nada, ni siquiera los detalles más oscuros de sí mismo o de su familia, la cual queda expuesta en los libros con nombres reales y todo. Su madre le intentó disuadir para que no los publicara, su ex mujer lo condenó públicamente, la familia de su padre no le habla y su actual esposa terminó deprimida. Muchos hablaron de Karl Ove como el “Judas de la literatura”.

Sobre este hecho, Knausgård ha declarado: “Me repetía que el libro era más importante que mi vida. En aquel momento, lo creía de verdad. Cuando uno crea algo así, debe quererlo con todas sus fuerzas. Si no, el proyecto no resulta valioso. Eso no quita que fuera difícil e incluso descorazonador. Yo siempre me había visto como una buena persona. Y este libro no era el acto de una buena persona. Pero, por una vez en mi vida, me dije que tenía que ser honesto”. Y vaya si lo fue…

Hasta aquí, la historia alrededor de “Min Kamp”. ¿De qué va “La muerte del padre”?

Básicamente Knausgård comparte en este primer tomo de su monumental biografía, lo que recuerda de su infancia, la relación con su familia -en particular con su rígido padre- y sus amigos; el modo en que intenta encajar en un mundo que le resulta extraño y lejano, su entrada a la adolescencia, sus primeros contactos con la música y la literatura, su gusto por la soledad y sobre todo el hecho que define todo: la muerte de un padre que termina sus días en la decadencia y el alcoholismo, y su intento de reconciliarse con la mejor imagen de este hombre al cual muchas veces le ha deseado la muerte.

El libro es por momentos asfixiante. Knausgård no se contiene a la hora de detallar el mundo a su alrededor, al punto que la obra funciona como una especie de “reality show literario”, sabemos todo el tiempo lo que pasa, lo que siente, lo que ve y hasta lo que huele. Conocemos centímetro a centímetro los lugares por los que se mueve y sus parientes y amigos se convierten en los nuestros.

A lo largo del libro, caminamos durante setenta páginas junto a un adolescente Karl Ove que va caminando hacia su primera fiesta de fin de año, o durante ciento cincuenta páginas lo acompañamos en la limpieza de la casa de su abuela, en la cual muere su padre.

Para algunos, estos detalles pueden ser extenuantes. Y seguramente, más de una vez el lector siente la necesidad de abandonar la novela. Pero es imposible, algo de la vida de Karl Ove ha prendido dentro nuestro, estamos en su mundo ahora y ya no podemos escapar. Si nos comprometemos con el juego que propone como escritor, al terminar el libro sentimos que hemos presenciado un hecho espectacular dentro de la historia literaria y que ya nada que leamos podrá superar a este talentoso noruego.

 

FICHA DEL LIBRO:
ISBN 978-84-339-7844-8
NÚM. DE PÁGINAS 504
EDITORIAL: ANAGRAMA
PUBLICACIÓN 24/07/2012

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmail

Deja un comentario