El “hombre árbol” espera volver a ser normal

Todavía no las puede cerrar completamente y en las palmas hay aún una capa de verrugas, pero el conocido como “hombre árbol” de Bangladesh está feliz con sus nuevas manos, libres tras un rosario de operaciones, mientras encara un proceso de retoques estéticos y piensa en un futuro como persona normal.

“Me siento genial, todavía no puedo caminar por las recientes operaciones y tengo que ejercitar cada día mis manos para adquirir mayor movilidad, pero tenerlas libres es algo estupendo”, explicó a Efe Abul Bajandar, de 27 años, en la habitación del Hospital Universitario de Dacca donde se halla ingresado desde enero.

El joven Bajandar se hizo conocido a principios de este año cuando se supo que tenía una extraña enfermedad llamada epidermodisplasia verruciforme, por la cual se desarrollan verrugas con forma de corteza de árbol en manos y pies.

“Poco a poco vuelvo a recordar las sensaciones que tenía antes de que a los 15 años mis manos empezaran a llenarse de verrugas. ¡He sufrido tanto! Había gente que me evitaba y tuve siempre muchos dolores. Echaba de menos todo. Desde comer por mi cuenta a jugar con mi hija, abrazarla. Esas cosas que todo padre quiere hacer con sus hijos”, dijo.

Después de una decena de operaciones quirúrgicas en sus extremidades, Abul afronta ahora un proceso de “embellecimiento”, con unas cinco intervenciones más que le mantendrán ingresado al menos durante “los próximos seis meses”, según el centro médico.

Y, entretanto, el hospital estudia en cooperación con médicos de Estados Unidos, a quienes han enviado muestras de ADN del paciente y varios familiares, si existe manera de evitar que las protuberancias vuelvan a crecer dado que la dolencia, una enfermedad no contagiosa de la que se conocen muy pocos casos, a priori no tiene cura.

Tras la presión mediática que suscitó el caso, el costoso tratamiento de Bajandar fue asumido por el Gobierno de Bangladesh.

FUENTE: AGENCIA EFE

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmail

Deja un comentario