Gritar, la actividad estrella de las vacaciones en Europa

Al pensar en vacaciones lo primero que viene a la mente son palabras como relax, tiempo libre o descanso pero, este verano, la actividad estrella en el contienente europeo es gritar, una práctica que muchos intentan evitar a toda costa y que, sin embargo, es un camino rápido y terapéutico para alcanzar la paz estival.

Con el éxito de actividades relajantes como yoga o pilates, cada vez son más las empresas que buscan nuevas maneras de hacer que sus clientes se olviden por completo del estrés cotidiano, sustituyendo el ejercicio por prácticas más curiosas, como gritar.

La última propuesta anti estrés ha sido bautizada como “Shout Therapy”, una escapada vacacional diseñada por Royal Hideaway Sancti Petry, que promete “liberar todas las tensiones” a base de gritos y aportar una serie de claves para evitar “las situaciones de bloqueo mental o desgaste físico” provocadas por los problemas del día a día.

 

En vacaciones, gritar es tendencia

El programa comienza con una “sesión liberadora de gritos” en la Playa de la Barrosa con un conjunto de ejercicios orientados a desbloquear los músculos, que se repiten dos veces al día en este enclave de la costa gaditana.

Pero los gritos no son el único ingrediente de la dieta de la relajación, y es que el programa se complementa con otras actividades como la meditación, imprescindible en cualquier actividad desestresante, o el “relage”, tratamientos de spa que atienden a las necesidades específicas de cada uno de los asistentes.

La paz interior se trabaja desde la mente, y también desde el estómago, por lo que la “shout therapy” se adereza con “happy food”, un menú compuesto por alimentos ricos en magnesio, vitaminas o zinc, como las espinacas, frutos secos o chocolate, que reducen la astenia, los mareos y la sensación de tristeza.

 

Guía básica para desconectar en cualquier parte

Sin embargo, desconectar en esta época está al alcance de todos, también de quienes no se van de vacaciones, por ello existen claves para sacar partido a las vacaciones en cualquier lugar.

En primer lugar, se recomienda dejar la autoexigencia a un lado. En esta época es común sentir la “obligación” de hacer más planes y pasarlo mejor que el resto del año, una norma no escrita bastante absurda de la que es difícil escapar y que, además, genera estrés y empeora el descanso.

Junto con esto, los “coach” no dudan en remarcar la importancia de mantener una actitud positiva y abierta de mente, lo que permite disfrutar más de cualquier actividad, por sencilla que sea, y evitar la frustración.

El verano es una época perfecta para dedicar tiempo a nuestra salud mental y física, por lo que los expertos recomiendan adoptar nuevas rutinas, como una alimentación equilibrada, aprovechando la gran cantidad de frutas y verduras de la temporada, y exprimir las horas de luz haciendo algún tipo de ejercicio.

Finalmente, para aquellos que no imagen un verano sin abandonar su casa por unos días, hay que señalar los beneficios de hacer escapadas cortas que, además se requerir menos planificación, suelen requerir menos adaptación al nuevo entorno, lo que hace que el lunes, con su vuelta a la rutina, sea mucho más llevadero.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmail

Deja un comentario