Feliz cumpleaños, sir Salman Rushdie

Hoy los amantes de la literatura están de fiesta. Uno de los más bellos escritores de las letras mundiales cumple 70 años. Se trata de Ahmed Salman Rushdie, uno de los nombres más relevantes dentro de la literatura contemporánea mundial y también dentro de la corriente literaria bautizada como Realismo Mágico que surgió a mediados del siglo pasado y que ha atrapado a buena parte del público con esa impronta que quiere hacer pasar lo irreal como corriente.

Ahmed Salman Rushdie nació en Bombay el 19 de junio de 1947, solo dos meses antes de que la India se independizase del dominio colonial británico, en una acomodada familia de cachemires de cultura musulmana, aunque su padre, Anis Ahmed Rushdie —un hombre de negocios que había estudiado en Cambridge— no era creyente. Su madre, Negin Butt, era maestra. En su hogar se hablaba tanto inglés, la principal lengua de cultura de la joven nación india, como urdú.

A los catorce años, en 1961, Rushdie fue enviado por sus padres al Reino Unido, donde estudió en Rugby School, uno de los más prestigiosos internados británicos. Allí fue atormentado por sus compañeros a causa de su origen indio y de sus escasas dotes deportivas. Más tarde estudió en el King’s College de la Universidad de Cambridge, donde obtuvo la maestría en historia en 1968.

Su carrera literaria comenzó en 1975 con Grimus, un relato fantástico, parcialmente de ciencia ficción, que no tuvo gran éxito. Su siguiente obra, sin embargo, lo catapultaría a la fama. En 1980, la novela Hijos de la medianoche, una de las obras de ficción en inglés más importantes y conocidas del siglo XX, marcó un hito en la narrativa india en lengua inglesa y le valió el Premio Booker, el galardón literario más prestigioso del Reino Unido, en el año 1981. En 1993, esta obra fue premiada con el llamado Booker of Bookers, premio concedido al mejor de todos los libros galardonados con el Premio Booker en sus primeros 25 años de existencia. Hijos de la medianoche es considerada por muchos como la mejor obra de Rushdie hasta la fecha, y una de las grandes obras de la literatura universal.

Hijos de la medianoche narra la historia de un niño con poderes paranormales que nace precisamente en la medianoche del 15 de agosto de 1947, en el momento exacto de la independencia de India y Pakistán. El libro provocó una cierta controversia en la India por contener referencias consideradas despectivas hacia la entonces primera ministra Indira Gandhi.

Tras Hijos de la medianoche, Rushdie escribió Vergüenza (Shame), novela en la que refleja la convulsión política en Pakistán, basando sus personajes principales en las figuras de Zulfikar Ali Bhutto y del general Muhammad Zia-ul-Haq. Esta novela incide en el estilo de realismo mágico que caracterizaba a Hijos de la medianoche.

En 1987 publicó La sonrisa del jaguar (The Jaguar Smile: A Nicaraguan Journey), un libro de viajes sobre Nicaragua, país en el que se interesó debido a que Hope Portocarrero, mujer del dictador, se mudó a la misma calle donde vivía el narrador en Londres y, durante algunas semanas tuvo que soportar las fiestas, las aceras ocupadas por los Rolls-Royce y numerosos personajes de la realeza que frecuentaban a Madame Somoza. Hasta cuando Rushdie se mudó y tuvo un hijo exactamente un mes antes del 17 de julio de 1979, cuando los Somoza cayeron y huyeron. Cuando la administración Reagan inició su ofensiva contra los sandinistas, Rushdie se interesó por el tema y en julio de 1986 permaneció durante tres semanas investigando, preguntando, hurgando. Un año después, en 1988, apareció su novela Los versos satánicos, obra que le valdría una condena a muerte en un edicto religioso, o fatwa, emitido por el ayatolá Ruhollah Jomeiní, por el supuesto contenido blasfemo del libro.

En 1990 publicó Harún y el mar de las historias (Haroun and the Sea of Stories), obra alegórica infantil que trata los problemas sociales del subcontinente indio. A esa obra le seguirían el libro de relatos Este, oeste (East, West) en 1994, y las novelas El último suspiro del moro (The Moor’s Last Sigh) en 1995, El suelo bajo sus pies (The Ground beneath her Feet) en 1999, y Furia (Fury) en 2001.

En 2005 se publicó su octava novela para adultos, Shalimar el Payaso (Shalimar the Clown), a la que seguirían La encantadora de Florencia (The enchantress of Florence) tres años después y, en 2010, la infantil Luka y el fuego de la vida (Luka and the Fire of Life).

Polémica sobre Los versos satánicos

La publicación de Los versos satánicos, en septiembre de 1988, provocó una polémica inmediata en el mundo musulmán debido a la supuesta irreverencia con que se trata a la figura del profeta Mahoma. India prohibió el libro el 5 de octubre, y Sudáfrica el 24 de noviembre. Al cabo de varias semanas, Pakistán, Arabia Saudita, Egipto, Somalia, Bangladés, Sudán, Malasia, Indonesia y Qatar también habían prohibido la novela. El 12 de febrero de 1989, cinco personas fueron abatidas por los disparos de la policía durante una protesta contra el libro en Islamabad.

El 14 de febrero de 1989, un edicto religioso instando a su ejecución fue leído en Radio Teherán por el ayatolá Ruhollah Jomeiní, líder religioso de Irán. El edicto acusaba al libro de “blasfemo contra el Islam”. Además, Jomeiní acusó a Rushdie del pecado de “apostasía”, el abandono de la fe islámica que según los ahadiz, o tradiciones del profeta, debe castigarse con la muerte. La acusación de apostasía se debió a que Rushdie a través de la novela afirmaba no creer ya en el Islam. Jomeiní hizo un llamamiento a la ejecución del escritor, y también a la ejecución de aquellos editores que publicaran el libro conociendo sus contenidos.

El 24 de febrero, Jomeiní ofreció una recompensa de tres millones de dólares estadounidenses por la muerte de Rushdie, quien pasaría años viviendo escondido bajo protección británica.

En los meses siguientes, se produjeron numerosas protestas contra el libro, incluidas quemas de librerías y protestas frente a embajadas británicas. En 1991, Hitoshi Igarashi, traductor de la obra al japonés, fue asesinado en Tokio, y el traductor italiano fue golpeado y apuñalado en Milán. En 1993, el editor noruego de Rushdie, William Nygaard, tiroteado frente a su casa en Oslo, resultó gravemente herido. 37 personas murieron en un hotel en Sivas, en Turquía, al ser quemadas por manifestantes que protestaban contra Aziz Nesin, traductor de Rushdie al turco.

El músico Yusuf Islam (Cat Stevens), se expresó públicamente a favor de la fatwa en una entrevista en la televisión británica, aunque más tarde se descubrió que había sido tomado por sorpresa y que los medios, de una manera tendenciosa, desnaturalizaron el sentido de sus palabras. Un poco después hizo un comunicado donde dejaba muy claro que, aunque detestaba el contenido del libro, no estaba de acuerdo con la fatwa, diciendo: «Según la ley del islam, los musulmanes deben ceñirse a las leyes de los países donde tengan residencia».

En 1990, Rushdie publicó un ensayo titulado In Good Faith (De buena fe) para tranquilizar a sus críticos y afirmó su respeto por el Islam. A pesar de esto, las autoridades religiosas iraníes no anularon la fatwa y aunque ha hecho más declaraciones públicas defendiendo su libro al tiempo que niega que este insulte al Islam, muchos musulmanes aún consideran válido el edicto contra Rushdie.

En 1997, la recompensa fue doblada, y al año siguiente el fiscal general del estado iraní ratificó su apoyo.

En 1998, el gobierno iraní se comprometió públicamente a no buscar la ejecución de Rushdie. Esto ocurrió en el marco de un acuerdo más amplio entre Irán y el Reino Unido para normalizar las relaciones entre los dos países. Posteriormente, Rushdie declaró que dejaría de vivir oculto. También declaró que estaba arrepentido de haber llegado a afirmar ser musulmán practicante para tranquilizar los ánimos cuando, en realidad, no cree en el Islam ni en la religión.

A pesar de que Irán ya no busca la ejecución de la fatwa, esta solo podría haber sido revocada por la persona que la emitió, Jomeiní, fallecido en 1989. Por ello, aún hoy en día algunos grupos fundamentalistas consideran que sigue siendo válida independientemente de la postura del gobierno iraní.

En enero de 2012 se vio obligado a cancelar su participación en el Festival de Literatura de Jaipur (India), el mayor de Asia, después de que “fuentes de la inteligencia” de los estados de Maharashtra y Rajasthan le informaran que se había “pagado a dos asesinos de los bajos fondos” de Bombay para eliminarlo. Y aunque el escritor expresó “ciertas dudas” en cuanto a la precisión de la información, explicó que acudir al festival en esas circunstancias “sería irresponsable para mi familia, para la audiencia del festival y para mis compañeros escritores”. Algunos líderes musulmanes habían pedido al Gobierno indio que no le permitiera entrar en el país, donde Los versos satánicos siguen prohibidos todavía.

Hasta la fecha, Rushdie, dispone de una custodia policial que lo protege de la amenaza de ser ejecutado por manos islámicas que le tienen jurada la muerte.

En el año 2007 la Reina de Inglaterra le otorgó la distinción de Sir (Caballero), una distinción que normalmente se le entrega a personalidades notables.

En 2012 vendría la publicación de Joseph Anton, en donde narra su experiencia durante los 10 años que debió vivir escondido y bajo un nombre falso. En publicó su último libro hasta el momento: Dos años, ocho meses y veintiocho noches y su empresa editora ha informado que este año publicará un libro relacionado con el ascenso de Donald Trump al poder, hecho que provocó la desilusión del escritor quien se ha ocupado de reflejar su malestar en las redes sociales.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmail

Deja un comentario