Tener fea letra sería motivo de orgullo

Un estudio publicado en The American Journal of Psychology que reproduce el diario La Vanguardia, manifiesta que los que escriben feo son más inteligentes que los que escriben de manera impecable. El estudio que se publicó recientemente tiene una mirada distinta de la que se conocía hasta ahora. Ahora los pobres chicos, y grandes también, que tienen “letra de médico” encontrarían una excusa para no cambiar demasiado.

Según esta investigación el cerebro trabaja más rápido que sus manos. Los resultados del análisis indican que los chicos con mala letra muestran altas habilidades mentales y mayor agilidad. Para ellos, era más importante la información que procesaban que esforzarse por tener buena letra.

Para escribir a mano, el cuerpo y la mente deben coordinarse para que todo funcione de manera correcta. No sólo la muñeca y los dedos deben adoptar una posición correcta, sino que también los ojos deben seguir con atención lo que hace la mano.

Además, hay que saber qué aspectos tienen las letras, cosa que requiere de una reflexión. Por eso, es normal que algunas personas tengan problemas con la escritura.

De una u otra forma, todo el mundo puede mejorar la letra, ya que es cuestión de práctica. Para lograrlo, hay que ayudarse de reglas y guías y, sobre todo, ser constante.

Es una realidad, que en el momento exacto en el que a un pequeño no le sale bien una letra o no se entiende su escritura, enseguida llegan los reproches escolares y también familiares. “No se entiende nada de lo que ponés”, o “Hay que ser traductor para entender lo que escribís” son algunos de los reclamos que suelen escucharse. Ahora, se tendría que tener en cuenta este estudio, para poder trabajar mejor sobre las deficiencias en los pequeños.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmail

Deja un comentario