¿Existe el amor a primera vista? La respuesta de la ciencia

Las tramas de los flechazos a primera vista han existido a lo largo de la historia. El cine, los libros, canciones que hablan de ello, la propia vivencia de un ser conocido; muchos son los relatos que tratan el tema y es que en verdad, los flechazos tienen su respuesta emocional y teórica. Y en esta ocasión, una también puede llevar a la otra.

Las relaciones no son fáciles, no hay manuales reales ni ciencias exactas que te aseguren un amor idílico ni un camino de rosas, las relaciones hay que trabajarlas. Sin embargo, lo que sí es 100% seguro es lo que uno siente cuando ve y mira a su pareja, que no es lo mismo. Esos sentimientos encontrados son la mayor afirmación de cualquier pregunta en cuanto al amor. Pero si hay dudas, también existen los estudios que lo desarrollan.

Mirar a una persona conocida o desconocida, sentir una conexión instantánea en un momento inesperado, notar como el corazón se acelera y las mariposas  se apoderan del estómago. ¿Te ha pasado? Se trata del amor a primera vista pero, ¿existe realmente? 

Según una investigación realizada por expertos de la Universidad de Groningen, el flechazo que sentimos es solo atracción. Para llevarla a cabo, mostraron a un total de 400 personas una serie de imágenes de desconocidos para que indicasen el nivel de interés que sentían hacia ellos, teniendo en cuenta si tenían pareja o no. Los resultados mostraron que los sentimientos despertados en los participantes dependían del nivel de belleza del que aparecía en la foto. 

Del mismo modo, utilizaron el sistema de citas rápidas también conocido como ‘speed dating’, que consiste en reunir a hombres y mujeres desconocidos para que charlen sobre sus respectivas vidas durante siete minutos y, al finalizar estos, roten y continúen hablando con otras personas distintas. En el experimento se les preguntó sobre los sentimientos que surgieron en ellos a raíz de cada conversación. 

Mientras que en la primera prueba los participantes reconocieron haber sentido ese amor a primera vista, en la segunda no se produjo en ningún caso. Por lo tanto, la conclusión a la que llegaron es que tiene que ver con una atracción inicial muy intensa y no con amor o pasión aunque destacaron que los participantes que se habían enamorado de sus parejas a primera vista tenían una relación más apasionada que los que lo habían hecho con el tiempo. 

En ocasiones, se produce una trampa denominada ‘efecto halo’ que consiste en la generalización errónea a partir de una sola cualidad de una persona. Sin embargo, el hecho de que alguien nos despierte algo de forma inmediata no significa que sepamos mucho sobre él y corremos el riesgo de dejarnos llevar por nuestras emociones en lugar de por la lógica. Aun así, esta situación provoca que el que lo siente esté más abierto ante las posibilidades de una relación.

Según el estudio Match’s Singles in America, el 34% de los solteros asegura haber experimentado un flechazo al menos una vez, siendo los hombres a los que más les ocurre con un 41% frente al 29% de las mujeres. 

Facebooktwitterredditpinterestmail

Deja un comentario