Estudio: Ser infeliz engorda

La felicidad podría tener un papel clave en nuestra dieta según un estudio que asegura que ser feliz adelgaza. En efecto, un grupo de científicos de la Universidad de Adelaide en Australia acaba de establecer una asociación entre malestar psicológico y sobrepeso.

Era de esperarse, ciertamente, teniendo en cuenta los relatos de quienes “comen por angustia”. La novedad es que la ciencia ahora brinda las bases para comprender el fenómeno más ampliamente y da una vuelta de tuerca a las motivaciones del hambre emocional.

Estudiando un grupo de 250 adultos, divididos en 5 grupos de acuerdo a su índice de masa corporal, los psicólogos de la universidad australiana advirtieron que los más obesos padecían mayor tristeza y depresión que los individuos con peso justo. Y más aún: esta misma condición incide en el fracaso de los planes para bajar de peso.

Adiós, entonces, al mito del “gordito feliz”. Los pensamientos y sentimientos positivos, favorecidos por técnicas psicológicas diseñadas para tal fin, “aumentan la motivación que se necesita ante el objetivo específico de la pérdida de peso”, afirma la psicóloga clínica Sharon Robertson, responsable de la investigación.

En otro estudio, durante 4 semanas un grupo de mujeres mantuvieron sesiones con psicólogos con el propósito de trabajar sobre la autoestima, la gratitud y la felicidad. Un dato curioso: nunca se mencionaban los kilos de más.

Al cabo del estudio, las tres cuartas partes del grupo de participantes había perdido peso. Los especialistas atribuyen el resultado “al trabajo psicológico dirigido al bienestar personal”.

Vale la pena reiterar la importancia de una alimentación saludable y personalizada: no es suficiente la psicología para combatir el sobrepeso o la obesidad y un plan de descenso de peso nunca debe alimentar fantasías ni expectativas que desvíen del objetivo. Pero tampoco debe limitarse a los aspectos fisiológicos del tratamiento: el bienestar psicológico se está revelando cada vez más como un componente crucial en la meta del peso saludable.

Facebooktwitterredditpinterestmail

Deja un comentario