Estos son los personajes de la serie Chernobyl en la vida real

La serie Chernobyl, el último gran acierto de HBO, volvió a poner en agenda el terrible accidente ocurrido en la planta nuclear ubicada en Pripyat, Ucrania (cuando formaba parte de la Unión de Repúblicas Soviéticas).

La explosión del reactor nuclear número 4 de aquella planta, contada en formato de serie dramática (que por momentos parece de terror, aunque fue real) generó un lógico interés por conocer más sobre un hecho que ocurrió el 26 de abril de 1986, pero aún hoy tiene heridas abiertas. 

El portal Bored Panda compiló las fotos reales de los principales personajes de la serie, comparándolos su versión en la tira. 

 

Jared Harris como el científico Valery Legasov

Prominente científico soviético en el campo de la química inorgánica, desde un primer momento Valeri Legásov fue un miembro clave en la comisión gubernamental encargada de investigar las causas del accidente y de intentar minimizar sus letales efectos. Fue de los pocos realmente conscientes de la auténtica magnitud del desastre. Se desvivió por sacar a la luz la verdad y salvar millones de vidas, luchando contra la implacable maquinaria del estado soviético. Sin embargo, sus buenos propósitos se estrellaron una y otra vez contra la inflexibilidad del Kremlin, hasta convertirse en una persona incómoda para el régimen.

Legasov se quitó la vida en 1988, justo dos años después del accidente. Se ahorcó. No superó una depresión provocada por la exposición a la radiación, la falta de reconocimiento internacional ante la catástrofe, pero sobre todo ante el horror de ver la cantidad de muertes, consecuencia de no haber actuado a tiempo. Antes de suicidarse, eso sí, dejó grabadas diversas cintas en las que denunciaba los fallos de diseño de Chernobyl y otros errores de incompetencia, que el Gobierno soviético había intentado silenciar durante años.

El actor británico Jared Harris, que interpreta magistralmente a Legásov, habla así de su personaje: “Legásov fue arrancado de su vida una mañana, y ubicado en el peor lugar posible sobre la Tierra esa misma tarde. Nunca superó todo lo que conllevó Chernobyl y mucho menos el cúmulo de mentiras de todo un gobierno que, además, se puso en su contra”.

La fecha elegida para su muerte tampoco fue producto del azar. Ese día debía de entregar un informe al ‘Politburó’, el máximo órgano de Gobierno y dirección del Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética, obligándole a mentir sobre lo ocurrido.

Un día antes de que se conocieran los resultados de la investigación, se quitó la vida. Ocho años después, fue reconocido como héroe de la Federación Rusa por el presidente Boris Yeltsin.

 

Jessie Buckley como Lyudmila Ignatenko

Esta vecina de Prypiat y esposa de Vasili Ignatenko, interpretado por Adam Nagaitis, uno de los 29 bomberos que participaron en las primeras tareas de extinción del incendio y que moriría semanas después en un hospital de Moscú, también sufrió las consecuencias de la radiación. Estaba embarazada y su bebé murió a consecuencia de la radiación. Svetlana Alexiévich, premio Nóbel de Literatura en el 2015, recogió su sobrecogedor testimonio en el libro ‘Voces de Chernóbil’.

El libro de Svetlana Aleksiévich recoge testimonios reales e historias de las víctimas y de aquellos héroes anónimos que sacrificaron sus vidas para frenar los efectos del accidente. Leer estos relatos directos y desgarradores, imaginarse en aquellas circunstancias, resulta escalofriante. Gran parte los mismos ha servido de inspiración a distintos momentos y personajes de ‘Chernobyl’.

Actualmente Lyudmila vive en Ucrania. 

Stellan Skarsgard como Boris Shcherbina, delegado del primer ministro

Boris Shchernina era un político ucraniano miembro, desde 1976, del Comité Central del Partido Comunista. Vicepresidente del Consejo de Ministros desde 1984, presidió y gestionó el gabinete de crisis del accidente, por expreso deseo del entonces presidente Mijaíl Gorbachov. Tras negar en un primer momento la gravedad de los hechos, Shcherbina ordenó finalmente, 36 horas después de la explosión, la evacuación de Prypiat. A partir de ese momento, coordinó con Valery Legásov todo el dispositivo puesto en marcha tras el accidente: sofocar el fuego, frenar la expansión de la radiación y, sobre todo, limpiar toda la inmensa zona de Ucrania contaminada.

Dos años después, recibiría otra misión tanto o más complicada que Chernobyl como fue auxiliar a la población de Spitak (Armenia), ante el devastador terremoto que mató a cerca de 50.000 personas. En 1990 lideró una ferrea oposición a la elección de Borís Yeltsin para la presidencia del Soviet Supremo. Sin embargo, Yeltsin fue igualmente elegido y más tarde se convirtió en el primer presidente de la Rusia independiente. En agosto de ese mismo año, Boris Shcherbina falleció.

El actor Stellan Skarsgard interpreta al político ruso: “La serie es mucho más que el retrato sentimental de los efectos de la tragedia. Pone de manifiesto los peligros de fiarse más de rumores que de hechos científicamente probados. Eso fue justo lo que ocurrió con el accidente de Chernobyl. Además, Shcherbina sufrió la decepción y el desengaño del sistema soviético, considerado por él como un Estado perfecto. Vio como todo lo que tanto había idolatrado se desvanecía por las mentiras de un gobierno”.

Emily Watson es Ulana Khomyuk

Aunque su personaje nunca existió, la científica Ulana Khomyuk, la gran protagonista femenina de ‘Chernobyl’ a la que da vida la actriz Emily Watson, representa la realidad del panorama científico en la Unión Soviética de aquel entonces. “En los ochenta era difícil, casi imposible, encontrarse a mujeres en cargos políticos en la Unión Soviética, sin embargo, estaban a la cabeza en el campo médico y científico. Desde finales de los cincuenta, el 70% de los médicos y científicos del país eran mujeres. Quise que tan importante presencia femenina quedara reflejada en ‘Chernobyl’. Así nació el personaje de Ulana”, según cuenta el creador de ‘Chernobyl’, Craig Mazin.

Emily Watson, en 'Chernobyl'. (HBO)
Emily Watson, en ‘Chernobyl’. (HBO)

Ulana es una de todas aquellas mujeres científicas que sí existieron en la vida real. Ella pertenece al Instituto de Energía Nuclear de Bielorrusia. Será, además, quien descubra el origen de la explosión. El personaje de Watson irrumpe con fuerza y decisión en la denominada ‘Zona Cero’. Pisa fuerte y consigue formar parte de la Comisión de Crisis, constituida en un principio solo por hombres.

“Es ella quien descubre lo que realmente está pasando”, reconoce la actriz británica. “Fue maravilloso dar vida a una mujer como ella, valiente que busca la verdad y que logra imponerse a los hombres gracias a sus conocimientos”.

 

David Dencik como Mikhail Gorbachev

Fue el octavo y ultimo líder de la Unión Soviética. El mundo le recriminó que la primera reacción de su gobierno haya sido la negación de los hechos: recién 18 días después de la explosión se vio obligado a admitir la gravedad de los sucesos. 

Actuamente tiene 88 años, y todavía es una figura de poder en la política rusa. 

 

Sam Troughton es Aleksandr Akimov, supervisor 

Estaba a cargo la noche del accidente, y cometió la terrible negligencia de negarles la información por varias horas a sus superiores. Pero luego, esa misma noche, admitió su error y fue clave en las tareas para evitar una catástrofe aún mayor. Murió a las dos semanas, víctima de la radiación. 

   

Adam Nagaitis como el bombero Vasily Ignatenko

Junto a muchos otros compañeros, se expuso directamente a una radiación muchísimo mayor a la que un humano podría soportar. En dos semanas falleció, tras una agonía brutal que literalmente lo fue deformando. 

  

Con O’neill como Viktor Bryukhanov

Era el director de la planta, responsable de subestimar seriamente el accidente en las primeras horas. Recibió 10 años de cárcel, de los cuales sólo cumplió siete por enfermedad grave. 

  

Los biorobots

Fue el personal civil y militar encargado de despejar el área de desastre, gracias al cual se redujeron notablemente las consecuencias a inmediato y largo plazo. 

Los que sobrevivieron, mantienen importantes beneficios estatales, y los que fallecieron fueron reconocidos como héroes por su país. 

  

Paul Ritter como Anatoly Dyatlov, supervisor

Anatoly Dyatlov, al que da vida el actor Paul Ritter, era ingeniero jefe adjunto del reactor 4 de Chernóbil. Dyatlov fue el supervisor del famoso experimento, que originó la fatal explosión. Fue condenado a 10 años de trabajos forzados, por su responsabilidad en el accidente, junto con el diseñador de la central, Víktor Bryukhanov. Ambos cumplieron la mitad de la condena.

Las autoridades soviéticas siempre mantuvieron que Dyatlov no siguió el protocolo de seguridad aquel 26 de abril de 1986. El ingeniero, ante el Tribunal que le juzgó, defendió que su actuación siempre fue correcta la noche del accidente.

Anatoly Dyatlov, en 'Chernobyl'. (HBO)
Anatoly Dyatlov, en ‘Chernobyl’. (HBO)

Aquel ensayo, del que él era el máximo responsable, consistía en comprobar si el reactor podía seguir funcionando, en caso de un fallo de suministro eléctrico, tirando de la energía de sus propias turbinas. Algo falló, pues en cuanto se dio orden de cortar la luz para el experimento, el reactor explotó. Diatlov, nacido en Siberia, fue unos de los pocos empleados de la central nuclear que no falleció por la radioactividad, sino de un ataque al corazón.

Fue el delegado que supervisó el test que llevó a la explosión, y el que más se opuso a admitir la situación, afirmando que el reactor estaba intacto. 

Fue sentenciado a 10 años de prisión pero liberado tras cumplir 5. Falleció en 1995, de un ataque al corazón. 

  

Ralph Ineson como el General Nikolai Tarakanov

Fue el comandante a cargo de los biorobots. Les dio discursos inspiracionales a más 3.000 personas que arriesgaron su vida para limpiar el techo. 

  

El jucio

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmail

Deja un comentario