El sofisticado mecanismo con el que se guían las tortugas marinas

Las tortugas marinas migran miles de kilómetros durante toda su vida para comer, reproducirse y poner huevos. Por ejemplo, se registró que una hembra laúd ¡recorrió más de 19,000 kilómetros de viaje ida y vuelta a través del Pacífico! ¿Cómo lo hacen? Las tortugas marinas poseen una herramienta especial para navegar estos largos viajes y volver al mismo sitio: un GPS interno. Y se valen del campo magnético de la tierra.

Así como los marineros utilizan la latitud y longitud para navegar por alta mar, las tortugas detectan pequeñas variaciones en el campo magnético y son capaces de detectar dónde están las costas. Así muchas hembras pueden volver a la playa donde nacieron para poner sus huevos. ¿No te parece asombroso?

Aunque no se sabe exactamente cuál es el órgano recpector de la información magnética, algunos creen que en el ojo hay ciertos elementos de hierro que se activan con las señales magnéticas, estos elementos transforman los datos magnéticos en señales eléctricas neuronales, según la Universidad Autónoma de México.

El señor Roger Brother de la Universidad Carolina del Norte, explicó que las tortugas marinas poseen diminutas partículas magnéticas en su cerebro a partir del mismo material utilizado para fabricar las agujas de las brújulas y estas partículas magnéticas también responderán al campo de la Tierra.

En un principio se creía que las tortugas marinas sólo detectaban la inclinación del campo magnético, pero lo más sorprendente es que también pueden detectar la intensidad del campo magnético, siendo más intenso en los polos y más débil en el ecuador.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmail

Deja un comentario