El libro de la semana: “Feliz final”

Esta semana te traemos lo último de Isaac Rosa, un autor que como nadie logra retratar en esta novela las devastadoras consecuencias del desgaste de una pareja. Para leer con pañuelo y lápiz en mano. 

¿En qué momento se torció todo? ¿Cuándo nos dejamos de amar? ¿Cuándo empezamos a levantar un muro entre nosotros? Hacia el fin de una relación a muchos nos ha pasado que nos invaden las preguntas. Necesitamos desesperadamente saber qué pasó. 

Ese es el eje de esta novela en la que el fin es el principio. Arrancamos con un camión de mudanzas que desmonta todos los objetos que tienen inscripta una historia familiar: la de Antonio, Ángela y sus dos pequeñas hijas. Inmediatamente nos volvemos testigos de una infidelidad y de un horrible e inoportuno pedido de separación. Y a partir de ahí todo hacia atrás… porque a medida que avanzamos en las páginas iremos descubriendo como arqueólogos y capa a capa los restos de esta relación. Los problemas de dinero, la llegada de las hijas, el matrimonio en secreto, el enamoramiento… 

Las primeras páginas son agobiantes, tan agobiante como puede ser la agonía de un gran amor. Todo es reproche, odio, falta de respeto, hastío. Y mientras avanzamos escuchamos el punto de vista de él y el de ella, vamos tomando partido, opinamos, hablamos con el libro, nos sentimos reflejados, buscamos culpables. Pero en algún momento empezamos a pensar que quizás en esta historia no hay culpables, sólo el paso del tiempo, el desgaste provocado por la rutina, reproches y diferencias que se van sedimentando sin resolver, desencuentros en apariencia inofensivos y que son ignorados. 

En el medio, los tramos sobre las familias de ambos o las charlas con amigos van sirviendo de disparadores para pensar el matrimonio, el deseo, el reajuste de las expectativas, el amor, los hijos, la comunicación, la fidelidad… 

Una novela redonda, perfecta y hermosa.   

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmail

Deja un comentario