El horario de almuerzo puede estar afectando tu peso

Tal vez hayas oído hablar de que es mejor no hacer las compras en el supermercado cuando tenés hambre. Pero también puede no quieras esperar hasta que tu estómago gruña para ordenar tu comida.

Un nuevo estudio revela que es posible reducir el consumo de calorías pidiendo las comidas por adelantado, antes de empezar a sentir hambre.

Y esta podría ser también una nueva forma de combatir la epidemia de obesidad en EE.UU.

Los investigadores examinaron los pedidos del almuerzo de 90 empleados que utilizan un comedor corporativo, y de 195 estudiantes universitarios, según HealthDay.

Los resultados del estudio mostraron que los participantes que ordenaron sus almuerzos inmediatamente antes de consumirlo, terminaron seleccionando las comidas con alto contenido calórico. Los que ordenaron una hora o más antes de la hora de comer, sin embargo, optaron en su lugar por comidas bajas en calorías.

Esperar hasta que tengas hambre y listo para engullir la comida puede conducir a un aumento general en el número de calorías que se terminan pidiendo, dice el autor del estudio Eric VanEpps, investigador postdoctoral en el Centro de Incentivos de Salud y la Economía del Comportamiento en la Universidad de Pensilvania.

Pero vale la pena planear con anticipación. «Estos resultados proporcionan una prueba más de que las decisiones tomadas en el fragor del momento no son tan previsoras como las hechas de antemano», según el autor del estudio, George Loewenstein, profesor de Economía y Psicología en la Universidad Carnegie Mellon.

Los investigadores afirman que los restaurantes y otros proveedores de alimentos pueden mejorar la salud de sus clientes, ofreciendo la posibilidad de realizar pedidos de comida por adelantado.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmail

Deja un comentario