El deseo de un hijo, un desafío que puede poner a prueba una pareja

Una de las pruebas más duras que puede afrontar una pareja es cuando sólo uno de sus integrantes desea tener un hijo. Por eso, en líneas generales, es importante no sorprender al otro repentinamente con este deseo sino ir manifestándolo desde el principio de la relación. 

De acuerdo con los psicólogos, es importante escuchar bien a la pareja y conocer sus deseos. También es importante plantearse preguntas cómo: “¿Qué responsabilidades implica un bebé? ¿Cómo nos organizaremos?”.

La mayoría de las relaciones de pareja cambian con un bebé. Por eso, si la idea plantea dudas angustiosas o preocupaciones a uno de los integrantes de la pareja, es importante poder hablar de ellas abiertamente.

A veces, cuando el hombre no quiere ser padre, se debe, por ejemplo, a que teme no hacerlo bien. En esos casos, su mujer puede explicarle por qué cree que sería un magnífico padre.

Por otra parte, tampoco hay que olvidar que, en muchos casos, la tarea de criar a un hijo puede unir mucho a una pareja.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmail

Deja un comentario