30 de noviembre: Hoy es el ”Día Nacional del Mate”

El mate, esta infusión profundamente arraigada en las costumbres y tradiciones de Argentina tiene este miércoles su día en conmemoración del nacimiento de Andrés Guacarí y Artigas, en 1778, un excomandante general de la provincia de Misiones que fomentó la producción y distribución de la yerba mate.

El “Día Nacional del Mate” fue establecido por el Congreso de la Nación mediante una Ley sancionada el 17 de diciembre de 2014 y promulgada de hecho el 20 de enero de 2015.

El mate, compañero infaltable de tantos momentos cotidianos implica mucho más que beber una infusión. Tomar mate es un gesto de amistad, de cordialidad, un sinónimo de encuentro que trasciende edades y estratos sociales.

El hábito de matear es incluso previo a la colonización, ya que fueron los aborígenes guaraníes quienes introdujeron al “hombre blanco” en el consumo de la yerba mate.

Los guaraníes utilizaban las hojas de la planta de yerba mate como bebida, ya que eran objeto de culto y ritual. Incluso era moneda de cambio en sus trueques con otros pueblos prehispánicos como los incas, los charrúas y aún los araucanos que, a través de los pampas, recibían yerba elaborada de manos de los guaraníes.

Caá en lengua guaraní significa “yerba”, pero también significa planta y selva. Para el guaraní, el árbol de la yerba era el árbol por excelencia, un regalo de los dioses. Tomar la savia de sus hojas era para ellos beber la selva misma.

Gracias a sus reconocidas propiedades antioxidantes y energizantes, tomar mate también implica incorporar al cuerpo una serie de beneficios para la salud.

EN CIFRAS

La yerba mate es una de las categorías de alimentos más consumidas en el país y se calcula que las familias adquieren un paquete del producto cada 23 días, 16 veces al año, según un relevamiento de la consultora de consumo masivo Kantar Worldpanel.

Además, la consultora hizo un relevamiento del consumo del producto y estableció que a medida que se desciende en la pirámide social, la recompra de yerba se acelera, ya que los niveles socioeconómicos de más bajos recursos compran cada 20 días y los estratos altos cada 26.

En cuanto a regiones donde más se consume se destacan el Litoral y la región central. La primera por ser la región donde la categoría alcanza al 99% de los hogares y es donde la compra es más frecuente -tres veces más al año que el promedio del total país- y la segunda por ser el lugar donde los hogares llevan la mayor cantidad de yerba mate en cada compra: poco más de 1 kilo.

Asimismo, se estableció que 74% de los argentinos toma mate e ingiere un acompañamiento y 17% lo bebe solo, según la Encuesta Relámpago LinkQ que realizó Kantar.

El 18% de los consumidores acompaña el ritual del mate con galletitas dulces; las opciones de bizcochitos, galletitas saladas y tostadas se quedaron cada una con 15% de las preferencias.

El 7% indicó tomar mate con facturas y el 4% con galletas de arroz; mientras que 9% de los encuestados admite no tomar mate.

EL SECRETO DE UN BUEN MATE
  • Sacudir bien el mate para que los componentes más gruesos de la molienda queden en el fondo y los más finos arriba, evitando que se tape la bombilla. Además, al enderezarlo, la yerba debe quedar inclinada a 45°. Esta cavidad es el lugar exacto para humedecerla y luego colocar la bombilla.
  • Antes de comenzar a cebar es necesario mojar la yerba con agua tibia para que la bombilla quede firme y los primeros mates sean suaves y de un sabor duradero.
  • Calentar el agua entre 70° y 80°C es indispensable para asegurar mates parejos y rendidores. Cebar con agua hirviendo destruye las características más delicadas de la buena yerba, a la vez que produce mates fuertes y agresivos.
  • Cebar cuidadosamente cerca de la bombilla sin inundar el mate permite ir avanzando gradualmente sobre la yerba seca, obteniendo su sabor paulatinamente.
  • Llenar el mate de agua en la primera cebada agotará la yerba rápidamente y hará que los primeros resulten muy amargos.

 

Además:

¿Cuál fue el rol del mate en los últimos 200 años?

¿Por qué tenés que agregarle magnesio a la yerba?

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmail

Deja un comentario