Cómo mantener tu cocina libre de gérmenes

¿Ves ese repasador con el que secás los platos? Pues tenés que saber que es una de las autopistas de gérmenes más congestionadas de toda tu cocina.

De hecho, es probablemente la culpable de la contaminación cruzada entre cualquier otra superficie en tu cocina (incluídas manijas, mesadas y horno). Eso es lo que aseguró una nueva investigación realizada en la Universidad de Kansas.

Y es que ese trapo normalmente se usa para las más diversas cosas: limpiar platos, secar líquidos y alimentos que podés derramar, secar la mesada, los platos y tus manos. Ello es lo que permite la rápida difusión de gérmenes entre todos estos elementos que existen en tu cocina.

Para reducir el problema, aconsejan mantener trapos exclusivos para cada cosa (un absorbente para derrames, uno de algodón para secar tus manos, otro para los platos) y lavarlos semanalmente.

También recomiendan el uso de toallas de papel para limpiar las superficies durante y tras la preparación de tus comidas, sobre todo si se trata de carne o huevos.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmail

Deja un comentario