Cómo hacer el gin tonic perfecto

Las mejores cosas tienen su ritual: También beber. La copa que merecés requiere cierta liturgia y ya que se acercan los días cálidos estas instrucciones para armar el perfecto gin tonic te va a venir al pelo.

1) El vaso perfecto y bien frío.

El vaso debe ser de boca ancha para que permita salir los aromas de la copa. Añadí cuatro o cinco hielos y movelos hasta que el vaso esté bien, bien, frío, y eliminá el agua sobrante para no aguar la copa.

2) El alcohol en su justa medida.

Serví 5cl de alcohol sobre los hielos para conseguir que llegue a su temperatura óptima. La media de 4cl es perfeca para conseguir la intensidad adecuada. Una cuestión de equilibrio.

3) El perfume.

Añadí los botánicos recomendados para la copa perfecta: twist de cítricos, semillas, flores… En este paso, el objetivo es que los aromas se mezclen con el alcohol y desprendan su fragancia.

4) El mixer: frío y despacio.

Verté el mixer muy frío y despacio para no romper su burbuja. Podés ayudarte con una cuchara o hacerlo con mimo sobre los hielos.

5) La decoración y toque final.

Remové con sólo un toque de arriba abajo la cuchara para mezclar los ingredientes y no romper la burbuja. Después esperá 30 segundos para que se fundan todos los ingredientes. Podés añadir al final más botánicos como decoración. ¡Y a disfrutar!

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmail

Deja un comentario