Cinco sacrificios que Christian Bale tuvo que hacer para ser Batman

Christian Bale es uno de los mejores actores de su generación, y nunca duda en traspasar los límites para interpretar cualquier personaje. Lo comprobamos en películas como The Fighter, con la que consiguió el premio de la Academia.

Incluso en otras películas que parece que no requirieron de tantos sacrificios por parte del actor como El Maquinista, también tuvo que esforzarse mucho para interpretar el personaje. En este caso hablamos de la trilogía de El Caballero de la Noche.

A continuación, seis sacrificios que el actor tuvo que hacer para ser Batman.

5. Su acento

El actor británico cuenta con un acento totalmente diferente del de sus compañeros estadounidenses, pero que no podía utilizar en las películas dado que Bruce Waynetambién es estadounidense. Por eso, tuvo que esforzarse para cambiarlo.

Pero no sólo lo hizo durante el rodaje para no mostrar a un hombre murciélago con acento británico, sino que también lo hizo durante la promoción de las tres películas, afirmando que no quería que hubiera esa diferencia en las entrevistas.

4. Meterse en el personaje

Hay actores y actrices que hacen lo que haga falta para meterse dentro de un personaje. El cineasta Quentin Tarantino compartió unas cervezas con Aldo Raine (Brad Pitt) y Donny Donowitz (Eli Roth) durante el rodaje de Inglorius Basterds.

En este caso el actor no sólo quiso que en la puerta de su camerino pusiera el nombre de Bruce Wayne, sino que incluso para una escena en la que se despertaba en la cama llegó a dormir en el set de rodaje, siendo despertado por su compañero Michael Caine.

3. El incómodo traje

El actor protagonista estuvo durante todo el rodaje muy incómodo con el traje del personaje, por eso advirtió a Ben Affleck cuando se confirmó que sería el nuevo hombre murciélago. Y esto también lo aprovechó Christian Bale para su interpretación.

En lugar de enviar el traje a que lo mejorasen para hacerlo más cómodo, utilizó esta incomodidad para añadirle su malestar al personaje, haciendo más real su personalidad, haciendo que su enojo fuera verdadero.

2. El adelgazamiento

Como hemos mencionado antes, el actor no tiene problemas en traspasar los límites, en este caso, del peso. Para El Maquinista tenía que pesar menos de 60 kilogramos. Sin embargo, para la primera película del héroe tenía que pesar mucho más.

Christopher Nolan le dijo que tenía que engordar, aunque seguramente no se esperaba lo que el actor iba a hacer. Cuando llegó al rodaje pesaba 100 kilogramos, por lo que el director nuevamente le tuvo que pedir que adelgazara porque era demasiado.

1. Batman v Superman

¿Qué es más difícil: hacer un sacrificio físico o hacer un sacrificio de dinero? Al terminar la trilogía el actor pensó que había tenido suficientes películas del personaje, por lo que tomó la decisión de no seguir interpretando al héroe protagonista.

Esto a pesar de que recibió una oferta de 50 millones para trabajar en Batman v Superman: El Amanecer de la Justicia. Un gran sacrificio, que después confesó que le molestó porque realmente sí quería hacer otra película.

Por otro lado, en entrevistas recientes ha afirmado que no sería de nuevo Batman.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmail

Deja un comentario