Bañarte en la Fontana di Trevi puede salirte muy caro

Un improvisado baño a la medianoche en la imponente Fontana di Trevi, símbolo de la “Dolce Vita” italiana, le costó caro a dos turistas estadounidenses, en lo que ya consiste una práctica tradicional entre aquellos extranjeros que buscan realizarle una especie de homenaje al gran Federico Fellini.

Los dos jóvenes, provenientes de California y que se encontraban visitando la capital italiana, recibieron una multa de 450 euros cada uno (494 dólares), tras ser sorprendidos “in fraganti” bañándose en las aguas de la fuente.

En un momento en que las temperaturas tocan los 35 grados a la sombra durante el día en la Ciudad Eterna, muchos son los turistas que buscan imitar la famosa escena en la que la diva sueca Anita Ekberg se mete en la fuente en “la Dolce Vita” de Federico Fellini.

Hace una semana, una turista inglesa también fue sancionada, ya que por motivos de orden público está prohibido bañarse en las fuentes de la ciudad.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmail

Deja un comentario