Alternativas sencillas para aumentar tus ingresos

En estos tiempos en los que cada peso es fundamental, hay que pensar estrategias para ahorrar en nuestros gastos pero también alternativas que nos permitan aumentar nuestros ingresos.

Tal vez tenés un trabajo con el cual estás conforme, pero tu salario no te alcanza para cubrir algunos gastos del mes o sencillamente para darte unos gustos.

Lo que aquí te proponemos son alternativas que fácilmente pueden llevarse a cabo en paralelo con tu empleo actual. Quizás impliquen sacrificar algunas horas de tu tiempo libre, pero seguramente a fin de mes estarás agradecida de haberlo intentado.

1. Dar clases particulares

Si tenés conocimientos sólidos sobre algún tema o materia en particular, como por ejemplo un idioma, una buena idea es brindar clases de apoyo particulares. Hacer publicidad de tus clases no será tan complicado, podés recurrir a las redes sociales, que resultan muy efectivas en estos casos, poner cartelitos en la puerta de tu casa, en la vidriera de algún negocio, en los postes de luz del barrio y, por supuesto, también podés apelar al clásico “boca en boca”.
Otra buena idea es ofrecer tus servicios como profesora particular a las empresas. Siguiendo con el ejemplo del idioma, actualmente es muy común que las empresas contraten personas que se encarguen de dar clases de inglés a sus empleados una o dos veces por semana. Cualquiera que sea la modalidad que decidas emprender, es muy importante que tengas confianza en tu capacidad para enseñar, ya que esa es una de las características de todo buen maestro.

 

2. Vender lo que ya no uses

Dedicá unas horas de tu día a recolectar todas las cosas que ya no uses y que estén en tu casa nada más que para ocupar espacio. Sin dejar de tener en cuenta la antigüedad y las condiciones en las que se encuentran y en base a eso determiná su precio. Desde ropa hasta libros y revistas, todo puede ser algo que una persona esté buscando.
También podés asociarte con amigos o familiares que, al igual que vos, quieran desprenderse de objetos en desuso para organizar junto a ellos una gran venta de garaje. La ventaja de asociarse con otros es que, seguramente, podrán convocar más cantidad de público, que a su vez atraerá más gente.
Otra alternativa para vender es hacerlo por medio de Internet; a través de Mercado Libre, por ejemplo.

 

3. Cuidar niños o ancianos

Esto es algo que las familias necesitan mucho, alguien de confianza que cuide o acompañe a niños o ancianos. Si estás buscando aumentar tus ingresos, podés realizar esta tarea los fines de semana, por ejemplo. Por lo general, tanto los padres que buscan a alguien que cuide a sus hijos, como los hijos que buscan a una persona para que cuide a sus padres ya ancianos, seleccionan al candidato basándose en recomendaciones de personas muy cercanas. Por eso, te aconsejamos que direcciones la búsqueda hacia tu círculo íntimo si querés obtener el trabajo rápidamente. No pierdas el tiempo colocando carteles por ahí, como en el caso de las clases particulares, porque probablemente no servirá de mucho.

 

4. Asistencia doméstica

Este es un trabajo que, tranquilamente, puede ocuparte cuatro horas a la semana, por ejemplo. También, si así lo deseás, podés hacerlo los fines de semana. Las tareas no tienen que ser necesariamente limpiar y planchar ropa; si contás con la habilidad y las herramientas para hacerlo, podés ofrecerte para hacer arreglos de jardinería, por ejemplo.

 

5. Pasear perros

Esta es otra idea para aumentar los ingresos que se puede llevar a cabo tanto durante la semana como los fines de semana y que no te tomará más de dos o tres horas. Para poder emprender este trabajo, es preciso que te capacites acerca de qué cuidados tener a la hora de manejar tantos animalitos juntos. Y, por supuesto, que te gusten los perros.

6. Cocina casera

Si sos buena respostera, por ejemplo, o tenés en tu recetario dos o tres platos que nunca fallan y siempre son los más elogiados en las reuniones, es hora de ir más allá de la mesa familiar. Una forma de comenzar es ofrecer tu “servicio de catering” para los eventos de conocidos y allegados. Así, otras personas que no sean de tu círculo íntimo irán degustando tus especialidades y, si todo sale bien, querrán tenerlas sobre la mesa de sus propios eventos.

Otra opción mas sencilla pero igualmente efectiva es la de realizar bandejas de desayunos caseros o viandas de comida saludable. Hoy en día mucha gente necesita un servicio que le facilite el tema del almuerzo en el trabajo o que la ayude a organizarse para comer sano y rico.  Podés promocionar este servicio en Facebook, en tu página o en las de empresas de la zona en la que vivas.

Más allá de estos ejemplos, lo fundamental a la hora de ganar unos pesos más es usar tu imaginación. Seguramente podés usar tu profesión o aquellas tareas para las que tengas facilidad para generarte una alternativa divertida fuera de tu trabajo habitual.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmail

Deja un comentario