5 tips para aprender a relajar tu rostro

El stress afecta al organismo en su totalidad. Pero lo que pocos tienen en cuenta son sus efectos devastadores en el rostro. En este sentido no sólo pueden darle una apariencia poco saludable a la piel, sino que también provoca la pérdida de elasticidad facial y la aparición de arrugas.

Pero no todo está perdido, existen algunas técnicas que podés aplicar para aprender a relajar tu rostro:

1. La hidratación es básica: Consumí al menos ocho vasos de agua por día y aplicá una buena crema hidratante con el fin de oxigenar, relajar y mejorar el estado de tu rostro.

2. Un aliado: Otro método infalible para relajar la piel del rostro es tomar infusiones de manzanilla o tilo. Sus propiedades antiespasmódicas te ayudarán a relajar tus músculos. También, colocándote saquitos fríos de esta bebida en los ojos lograrás deshinchar los ojos al tiempo que los relajás.

3. Masajes: El masaje facial es perfecto para liberar tensiones y revitalizar la piel de tu rostro. Esta es una rutina que perfectamente podés realizar a diario ya que no toma mucho tiempo. Frotá tus manos para darles calor y colocalas luego alrededor de los ojos, las sienes y la frente, mediante movimientos circulares aplicá una pequeña presión. También podés extender los masajes a la zona del cabello.

4. Ommm: Practicar disciplinas como el yoga te enseñará a tomar control sobre todos los músculos de tu cuerpo, incluso aquellos que se encuentran en el rostro. Extendé estas prácticas más allá de las clases y aplicalas durante el día, mientras trabajás o mirás TV.

5. Ayudita: Hoy en día existen miles de tratamientos destinados específicamente al cuidado del rostro. Tomate una hora para vos y sacá una cita en un spa, disfrutá de un masaje y limpieza realizado por un especialista. No te vas a arrepentir y tu cuerpo te lo va a agradecer.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmail

Deja un comentario